domingo, 29 de noviembre de 2009

595. Embarazoso


E
n la línea D del subte porteño veo de nuevo a un vendedor ambulante al que crucé docenas de veces mientras viví en barrio Norte.

Canoso, ahora en unos 55 años, voz profunda y educada para ofrecer sus productos. El tipo tiene cancha.

Mientras pienso en la improbabilidad de que me recuerde, noto que se acerca clavando la vista en una morocha gordita que viaja de pie. Le pasa por atrás. Creo que la apoya un poco. Y se la queda mirando, de arriba abajo.

-¿Querés que te pida un asiento? -le dice, señalándole la panza.

La chica parece sorprendida, como no entendiendo qué onda.

-No, gracias -le responde.

El vendedor se da cuenta de que la chica NO está embarazada:

-Uh, perdón, me parece que me mandé una macana -dice.

La chica sonríe: ni siquiera se pone colorada. El vendedor se va al vagón siguiente.

-Yo estaba esperando que lo mandaras al carajo -le digo a la chica.

-Ja, ja, ja. Nah, todo bien. No pasa nada.

-Qué bueno que no te sentiste ofendida...

-Una se acostumbra. La vida es una ofensa.

13 comentarios:

POLLY dijo...

Muy bien por el vendedor...mas alla de que no estuviera embarazada,si fuese gorda o flaca,fea o linda no deja de ser una mujer y las buenas costumbres dicen que hay que darle el asiento a una mujer(sola o con una criatura en brazos)a los mayores,embarazadas y discapacitados...Ya no quedan caballeros...y a veces tampoco asientos.

Lucho dijo...

No a la resignación...ojo! tampoco la confrontación constante, pero hagamosnos respetar. Tiene la razón la chica esta, en la vida actualmente pasa cualquiera y te dice cualquier cosa. Sin embargo, creo que no hay que ser tan permisivos, hay que hacerse respetar...el respeto ante todo.

Jime dijo...

De acuerdo con Polly, y a su vez me sorprendió el remate de la piba "la vida es una ofensa"... jajaja era una de las mías (?)

La D es mi línea preferida, pero la verdad que ya me hartaron con los vagones tan angostos. Ni siquiera tienen los carteles electrónicos que indican cada estación o la hora. Así que esto evidencia una preferencia sólo por las zonas que recorre.


Felix domingo!

Ro dijo...

Veo que después del taxista de la otra vez ahora optas por el subte, jeje..

Es verdad, pocos caballeros quedan.. Igual, estoy de acuerdo hasta darle el asiento a los viejos, a las embarazadas (de las panzonas, los 3 días no valen...), a las mujeres con niños a cuestas y a los discapacitados... porque si la mujer tanta igualdad busca con respecto al hombre, hay que bancarsela en esto también... Digo, no?

Beso AEZ!

Polly dijo...

No es cuestión de bancársela,Ro...es una cuestión de Buenas Costumbres...y en eso yo doy el ejemplo.Me levanto si me tengo q levantar y digo "no gracias" cuando me ofrecen un asiento....y no soy gorda,ni mayor(de 60),pero soy muy educada con mi prójimo y agradecida a los que lo son conmigo.

AEZ dijo...

Polly: bué, pero una cosa es si el chabón está sentado y le cede el lugar y otra que confunda públicamente unos kilitos de más con un embarazo...

Lucho: concuerdo. Ahora, si hubieras estado en el lugar de la chica, ¿cómo le habrías respondido con respeto?

Jime: ¿una de las tuyas por el pesimismo resignado o por la pancita? Jejejeje. Che, la D tiene carteles electrónicos. O por ahí me los inventé.

Ro: yo solía postular lo de "bancátela si querés igualdad" cuando había servicio militar obligatorio...

Ro dijo...

Totalmente de acuerdo... total yo con mis problemillas de vista hubiera quedado afuera.. jajajaa!!! Aunque me hubiera gustado hacerlo... Ahora, vos hiciste el servicio militar? No te veo ni a palos, sorry! jeje.

Entiendo cual es la intención Polly, y yo también me levanto cuando hay que levantarse y digo "gracias" cuando corresponde... por respeto al prójimo, pero no creo que sea lo mismo que una piba de 20 años le reclame el asiento a un flaco de 20 años por el hecho de ser mujer, a que alguien diga "gracias" o "por favor"...

Ser educado es una cosa, pero las "buenas costumbres" considero que son otras.. y algunas mujeres suelen usar esa carta para aprovecharse en algunas situaciones... Lo digo poque he visto a varias hacerlo..

Beso AEZ!

Anónimo dijo...

A ver, creo que no hubiera ladrado al tipo porque no tuvo una intención ni jodida ni irónica. Con cualquiera lo dejo pintado al oleo. Je.
Para el caso, pienso se equivoco 'feo', e incluso lo admitió -si no leí mal-.
Respecto de la chica, creo lo leyó así. Y al mismo tiempo hay una dosis de 'me acostumbré a estas cosas'. (Error). Sobre esto último se tejen otras cuestiones que hacen a la autoestima de cada quien y al límite que podemos o no dejar claro frente a un otro/a. Sería muy interesante desnaturalizar algunos aconteceres y que ella no se acostumbrara. Ojalá. Pero.

besos,

G.

Polly dijo...

En eso sí Ro tenes toda la razón!!! O cuando el señor se levanta para darte el asiento y cuando t sentas aprovecha a verte el escote desde arriba!!!! Y decís...soy una boluda a cuerdas!!!!!!! me ha pasado también.jajaja

Rocio.B dijo...

aspera la chica!... a mi me cayó muy bien, aunque yo en su lugar lo hubiese puteado...

AEZ dijo...

Ro: jejeje, buena la intuición. Zafé del servicio militar. Es una buena historia; ya la voy a contar.

Gurisa: totalmente de acuerdo con desnaturalizar "ciertos aconteceres". A mí la piba me dio imagen de 100% tremendista, anulada incluso.

Polly: ¿para qué se ponen escotes si después protestan porque miramos? ¿¡¡EH!!?

Rocio.B: tal cual, yo esperaba esa reacción. Me parece que la mayoría de las minas en esa situación se saca un poco.

Anónimo dijo...

ejjeje..bueno tenía que salir el tema de los escotes, lindo chivo expiatorio -el de las miradas- para tantosss pequeños abusos cotidianos,je.

Simplemente, digo, me las banco porque creo que hay elementos que embellecen los paisajes. La densidad cotidiana hay que sobrellevarla y nosotras colaboramos con la causa, si podemos, o tenemos con qué.no?

Si son mesurados, hay que aprender a convivir. Y si se zarpan, me encanta ver como 'casi' se estampan contra algo. Y una airosa de cotÊ, por la vie. Je. Me divierto a menudo, también, con esos paisajes bizarros.

Pero conste, jamás, jugué con eso para conseguir algo. La dignidad es una de las cosas que no se negocian.

abrazo,

G.

Omar ! dijo...

AEZ: Estoy de acuerdo en ceder el asiento a una mujer que está embarazada, a las ancianas o a las personas con alguna discapacidad.
Aúnque si fuera ese hombre no hubiera preguntado "¿Querés que te pida un asiento?".

Salu2