miércoles, 25 de abril de 2007

3. Releven las pruebas


El martes me desperté muy temprano, tipo 9.30 de la madrugada. Y me levanté muy blog. Por eso lo hice, finalmente. O sea: la intención venía dando vueltas desde hacía AÑOS, pero siempre aparecía hache o be, cualquier excusa oportunísima (ejemplo: "Nooooo, llueve... Otro día") y se quedaba en eso, girando girando girando.

Ahora que lo pienso, surgen unas razones:

  1. soy bastante vago,
  2. soy bastante bueno para justificar la vagancia con oportunísimas haches o bes,
  3. le temo algo a no tener nada interesante que escribir, y
  4. le temo mucho, pero mucho, al aburrimiento: a que esto se me transforme en un plomazo: a que esto sea como un laburo feo.

Lo último me recuerda que sufro de inconstancia crónica por culpa del aburrimiento. Es un límite: no fun, no more. Y se aplica a lo que sea. A libros, a mujeres, a charlas. Al trabajo.

Bueno, y llevo 15 años en el diario. En el periodismo. Especialmente, porque nunca hice dos veces seguidas la misma cosa. (Sí, en algo soy garcíamarquecista: este es el mejor oficio del mundo.)




Nota: acabo de releer todo antes de darle al botón "publicar", y sospecho que detrás de tanto palabrerío sólo vive una vulgar manera de meterme presión; para que me dé vergüenza cuando no me dé la gana seguir. Pero hay esperanza: es más de la 1 y sigo con esto. O no: probablemente se deba al ínfimo fervor de ciertos comienzos.

Enlaces: "El mejor oficio del mundo", por Gabriel García Márquez. (PDF o Word)

3 comentarios:

Maru dijo...

Espero que te ampolles de la verguenza. Y que por eso o cualquier otra disfrutes de la mejor profesión del mundo sin tener que indignarte por comas de más.

Gasper dijo...

Todo camino se comienza a recorrer dando un primer paso, y vos ya vas por el tercero.

Conozco tus palabras, tus razones, y hasta algunas de tus pasiones, por eso sé que los "etcétera" que se esconden en el futuro inmediato, serán tan interesantes como las promesas por cumplir.

Te mando un abrazo muy grande y contento de encontrarte embarcado en este extraño y apasionante mundo bloguero.

Y desde ya que estás gratamente invitado a pasar por los "Pálidos reflejos" que te harán recordar nuevos momentos sin olvidos y a descubrir otros que se encuentran sin esconder.

AEZ dijo...

Gasper: ¡qué grande, tanto tiempo! Desde que nos tropezábamos con las letras en Baires... Gracias. Ahora me doy una vuelta por tus dominios. Abrazo grande.

Maru: vos sí que sabés.