domingo, 28 de marzo de 2010

646. Una fantasmeada total


E
l cementerio de Bahía Blanca tiene (además de casi todos nuestros muertos: hay más población bajo tierra que arriba) tantas historias, pero tantas tantas.

Por ejemplo:

* Un vigilador privado no quería que lo echaran porque en sus rondas le gustaba ver cómo jugaban los angelitos; o sea, los niños muertos.

* A un policía le preguntaron si creía en la vida después de la muerte y dijo: "La semana que viene te lo averiguo". Y la semana vino y se pegó un tiro.

* Los pibes dark y los emos y los satanistas y los macumberos y algunos otros cerebros atrofiados se cuelan para pasar un rato entre los nichos.


El otro día estuve unas horas en la noche negrísima, tristísima del cementerio -sus ruidos escalofriantes, sus silencios más.

Fuimos con el Tano y el Buda a hacerle el aguante al compañero Boya, que andaba desenterrando algunas de aquellas historias para escribir una crónica im-per-di-ble que salió publicada hoy.

Y de ahí surgió, también, la última producción especial de lanueva.com.


El policía estaba vigilando el cementerio aquella madrugada del 22 de julio de 2009 cuando empezó a nevar en la ciudad.

Tomó su celular y filmó el espectáculo.


Pero otro espectáculo lo esperaba: cuando descargó el video en la computadora y puso play, vio que algo aparecía ahí.


Algo que él no había visto.


Algo que caía como del cielo, se movía de un lado al otro, se acercaba a la cámara.


"Parece una mujer con un cochecito de bebé -dic
e el policía-. Una persona creyente ve algo así y arranca corriendo y no para más hasta White."

De esa manera lo anunciamos en el diario dominical.

El Cefe consiguió una copia del video fantasmal, entrevistó al policía en el propio cementerio y grabó imágenes de día. El Boya se trajo tomas nocturnas. Y después armamos una narración que incluye todo eso bailando con la música original de la tremenda serie Six Feet Under.

El material está en la sección "Clip, caja" de lanueva.com.

11 comentarios:

AEZ dijo...

Ah, aclaro: no creo en esas cosas.

Polly dijo...

Que el policía cambie el perro por un gato...dónde hay gatos no hay espíritus errantes.

Anónimo dijo...

jejej..bue...usted cree en muy pocas cosas, pero de que las hay... y existen...no se, no lo vivi.

Tambien necesitamos de estas historias, al menos, para reir un rato.
Reconozco he tenido la sensacion de que hay entidades ? alrededor y no se como llamarlo, pero inexplicablemente hay momentos en que no estamos solos. Y no hablo de los fantasmas internos que boicotean, a veces, tambien. Je.

Bue..luego paso y leo la nota, me llama la pasta que estoy preparando con salsa con hongos, deliciosa!!.

ya pasare con tiempo y leo.

Chin, chin.
Besos.

G.
pd. hay que estar horas en un cementerio, dejate de joder...

Colo dijo...

Yo creo en estas cosas. Lei la nota y me dió escalofrios y vi el video y me dió mas escalofrios.
Igual despues te ponés a pensar si es verdad o no ese video, ya que la figura se mueve como si fuese una foto... o sea, podria ser trucada.
Pero repito... yo creo en estas cosas.
Abrazoo!

Anónimo dijo...

naaaaaa, si veía el video antes no iba ni en pedo!!!! gran nota la del boya

tano

Polly dijo...

Tano!!!! Si te invito a un perfeccionamiento docente te quedás con lo del cementerio seguro!!!!!!!!!!!!!!!

AEZ dijo...

Polly: jejejejeje, ¿sos de las creyentes? Mirá vos. ¡Bruja!

Gurisa: y bué, fue un pasatiempo... medio raro, sí. Che, ¿a qué entidades te referís?

Colo: mirá, la verdad es que no nos dio la impresión de que los policías pudieran haber trucado el video. Alguna explicación debe de haber, pero. De paso: VARIOS me comentaron que les dio escalofríos, tanto en la cancha de Liniers a la tarde como en la de Estudiantes a la noche.

Tano: jejejeeeeeeeeeeeee, ¡y decí que no quisiste subir a los nichos! Ejem.

Ro dijo...

A mi me pasó algo así a los 6 años aprox: Fuimos a ese cementerio a "visitar" a mi abuelo (fallecido en 1960). Yo no le conocía ni la cara, nunca lo había visto en una foto, nunca había hablado con mi viejo sobre él, nunca nada referido a él. Recuerdo que de repente sentí a alguien parado al lado mío, así como cuando uno "siente" que alguien entra a la habitación a espaldas nuestras.. En fin, lo miro, era un señor. Me miró, lo miré 2 segundos más y volví a ver la tumba de mi abuelo porque el señor me había dejado de importar. Hasta que 2 días después le pido a mi abuela ver una foto de mi abuelo porque había caído en la lógica de que fui al cementerio y no le conocía la cara. Mi abuela me muestra una foto y resultó que era él..

Hay quienes me creen y quienes no.. Yo no creo muucho en toodas esas cosas pero sí creo en lo que me pasó. Y una de las cosas más raras es que fue hace mucho tiempo pero lo recuerdo como si me hubiese pasado ayer.

En el cementerio también esta Carolina Beltri, joven actriz que se suicidó en Bahía mientras estaba de gira con la obra de su familia -el padre era el director, creo- y, aparentemente, su envenenó por cuestiones amorosas y muchos famosos la visitaban a su nicho y le dejaban sus firmas.

Beso AEZ!

Anónimo dijo...

Existen fenómenos para los que no se si hay explicaciones desde la convencional idea de lógica.

Podemos decir mucho de ellos, o no, y al fin de cuentas, la cuestión se reduce a que nos pasa frente a o con -eso-.

Si creo, también, que los niveles de percepción son muy singulares y tampoco tienen una lógica para ser explicados. Simplemente porque tienen el marco de la vivencia. A la lógica pueden acceder muchos, y desde allí anular lo que se desee. Ahora, los márgenes de experimentar y trascender dicha cuestión, y permitirse sentir sin emitir tanto juicio o buscar explicaciones, es un terreno no accesible para la mayoría.

Es algo que se relaciona con las fronteras sensoriales de cada quien. Y no refiero a alucinar por efectos de... ni a estar fumado y hablar con duendes. Es otro nivel, mucho más dificil de acceder, porque es consciente y al mismo tiempo, se siente, y provoca efectos concretos. Quienes pueden ampliar ciertos horizontes pueden comprender de que hablo. Pero no necesariamente poder definirlo.

Y en cualquier caso me pregunto si es necesario el cartel para tranquilizar el escepticismo ajeno. Todo aquel que no pueda acceder a tal experiencia, por los motivos que sea, lo negará rotundamente.
Lo cual no es tremendo, tampoco. Je.
Tampoco tiene que suceder a muchos para confirmar hipótesis. Si sucede es una señal para quien lo siente y recibe. El tema es estar atentos.
Dolina, por ej. habla de señales, y dice son muy pocas, a veces solo una. La cuestión en cualquier caso es estar despiertos.

Besos,

G.

Kiuman dijo...

Hola.
Definitivamente esta filmado dentro de la garita (y detras del vidio) y lo que se ve como "el fantasma" no es mas una marca en el vidrio (una picadura en el vidrio como si una piedra le hubiese saltado un pedacito o quizas tan solo un copo de nieve pegado). Al momento que entra en imagen desde arriba es por que la camara se esta moviendo en sentido ascendente, lo mismo cuando aparenta moverse hacia los lados (donde a decir verdad la camara es la que se mueve). En el momento que desaparece bruscamente no es mas que un corte en la filmacion (se aprecia el movimiento brusco del mastil en el fondo).

Abrazo Abelito!

AEZ dijo...

Ro: uf, ¡qué historia! Y aclaro más: respeto a los que creen en estas cosas.

Gurisa: la verdad-verdad, prefiero estar atento a otro tipo de señales y no a situaciones que racionalmente no admiten mucho análisis...

Kiuman: ¡todo un experto! Fijate en lanueva.com/clipcaja: la gente se enganchó para tirar teorías y alguno dice algo parecido a lo tuyo. Abrazo.