lunes, 19 de abril de 2010

657. Señaladores (1)


E
n los turbulentos y dictatoriales años 70 la revista Cabildo se hacía cargo de su crueldad fascista y publicaba en su tapa los nombres y las fotos de cuatro gobernadores a los que acusaba de marxistas.
Uno de ellos, Miguel Ragone, fue secuestrado en 1976 y desapareció. Se supone que lo mató la Triple A.


En el turbulento y democrático año 2010 aparecen en Buenos Aires afiches con las fotos y los nombres de 12 periodistas a los que apuntan por "servir" a la dueña del Grupo Clarín, Ernestina Herrera de Noble.

Pero nadie se hace cargo: es un señalamiento fascista y anónimo, cobarde y peligroso. Y el gobierno todavía no salió a condenar esa barbaridad. Y varios de sus cancherísimos defensores mediáticos tampoco; por el contrario, por ahí tratan de justificarla o minimizarla -o la festejan, los muy pelotudos e irresponsables.

Algo está muy mal. Y huele peor.

26 comentarios:

Matías dijo...

Pienso algunas cosas:

- Ese afiche está mal por donde se lo mire. Vi en 678 un intento de crítica-justificación de Barone que hacía agua por todos lados. lo que está mal, está mal.

- ese afiche se pegó durante la marcha por la ley de medios y no refleja en absoluto el espíritu de la ley de medios. los organizadores de la marcha deberían decirlo.

- la puesta en paralelo con la tapa de Cabildo... es exagerada. por ahí sirve como advertencia. los riesgos de la bestialidad hecha normalidad.

pero estoy seguro de que estos "escraches" hechos por un grupo de tarados no tienen detrás un plan de Estado de exterminación de personas.

y ya que hablamos de Estado: sería bueno que el Estado no se vuelva una "parte", y pueda condenar cualquier tipo de hostigamiento personal a periodistas, trabajen donde trabajen. eso hace un Estado.

AEZ dijo...

Matías:
-Los afiches aparecieron dos días ANTES de la marcha, en Quilmes. Y varios de los manifestantes portaban copias. Si no tiene nada que ver (y, claro, tengo mis legítimas dudas) el gobierno debería despegarse contundentemente e investigar: eso también hace un Estado democrático serio.
-En ningún momento sugiero que detrás de barbaridades como los afiches haya un plan de exterminio: eso es una interpretación exagerada.
-Claro que poner la tapa de Cabildo busca advertir: esos actos fascistas son inaceptables en un Estado democrático serio.
-Estoy seguro de que si esos afiches hubieran aparecido durante otro gobierno (el menemista, ponele) el arco de pelotudos que hoy justifica/festeja habría llevado el caso a La Haya: eso habla de varas distintas para abordar situaciones, según el protagonista me caiga mejor o peor.

Polly dijo...

Insisto...we need a Guy Fawkes...para pensar,no??? Cómo diría mi amigo Capusotto.....

Rocio.B dijo...

se me viene a la cabeza la teoría del eterno retorno de Nietzsche... cuando vamos a aprender?

Anónimo dijo...

Luego de leer los comentarios a algunos de tus post, veo que la identidad de sus autores es algo que especialmente te preocupa. ¿Qué importa quién habla? creo que si una intervención tiene la capacidad de instalar una serie de interrogantes o desestabilizar un entendimiento dado es válida independientemente del cv, dni o ip que lo sostenga.
Y totalmente de acuerdo con Diego: me parece incomparable una denuncia que participa de una política de desaparición y asesinato de personas, y una denuncia no sólo con capacidad de réplica sino que (lamententablemente) no tendrá ninguna consecuencia. El poder de la palabra exige también responsabilidad en su uso.

Fodor Lobson dijo...

Sin duda si el afiche hubiera salid durante otro gobierno, los mismos que ahora lo celebran o lo minimizan hubieran rasgado camisa propia como desaforados.

Por un lado está lo terrible del señalamiento gratuito, escrachista y patoviquero, de poner fotos y nombres de periodistas, como si fueran delicuentes o terroristas. Los periodistas pueden o no ser independientes de los intereses de la empresa para la que trabajan, no hay duda, pero no subestimemos a la gente, que cada uno decida quien le parece un periodista serio y quien no.

Por otro lado, me parece también terrible en ese cartel el argumento "está acusada de...". Señores, "acusado" no es igual a "condenado". No emito ningún veredicto a favor o en contra, no me corresponde, solo repito un pilar fundamental de la justicia en cualquier estado de derecho: "se es inocente hasta que se demuestra lo contrario".

Anónimo dijo...

claro que algo huele mal, huele mal, huele mal.
y no en una olla de Milwakee

sugiero esto:

sacar primero el ojo de la corporación periodista y por favor sin sentir que el poder real esta ahí.

después preguntarnos porque algunos de los dueños de los "medios" empresariales son responsables de las desapariciones y muertes de delegados gremiales o son apropiadores de niños.

Lelé dijo...

Los muy pelotudos e irresponsables: usted lo ha dicho.

AEZ dijo...

Polly: ¿y qué es lo que querés volar?

Rocio.B: ¡te van a putear los estoicos por haberle atribuido a Nietzsche el "eterno retorno"! Pero es verdad que cuesta aprender, eh...

Anónimo 1: el anonimato libera el tsunami de pelotudeces de las que nadie se hace cargo y muy poquitas veces deja algo piola. Eso pasa. Y ojo: no pido ni CV ni IP ni DNI ni ADN ni TNT; sólo saber quién me habla, lo cual es de un mínimo respeto, educación, seriedad y adultez a la hora de discutir. No sé a qué Diego te referís, pero el final de tu anteúltima frase desliza una áspera imbecilidad: ¿qué tipo de consecuencias lamentás que no haya?

Fodor: de acuerdo, mi estimado. Es increíble cómo cierta gente que se cree intelectualmente avanzada y progresista confunde el periodista con el medio. Tiendo a pensar que es mala leche.

Anónimo 2: OK, ¿y eso a qué viene? Si a vos te parece que mi intención es saltar por los dueños de los medios, no entendiste nada de nada. Lo que creo es que esta inusual escalada fascista contra periodistas puede provocar que un cabeza de termo se cargue a alguien.

Lelé: y esperemos que no pase de ahí...

Anónimo dijo...

Mi nombre es gabriela pero para vos debe significar tanto como si me llamo ana, josé o xp530. Lo que vos llamas “áspera imbecilidad” yo lo entiendo como la exigencia de un poco más de responsabilidad al momento de hacer ciertas declaraciones y de tener muy en cuenta que nuestras palabras (especialmente si son pronunciadas desde un lugar de poder) provocan acciones y tienen consecuencias. Más que la voz anónima me asusta aquella que avalada en una supuesta autoridad se puede permitir instalar miedo y fragmentar cada vez más a la sociedad. Por no mencionar que toda elección, desde amistades hasta puesto de trabajo, es, por supuesto, una decisión política.
Y si para vos el respeto pasa por identificarme cuando intervengo en tu blog, para mi pasa por no invalidar a través de agresiones la opinión del otro y demostrar, una vez más, la inutilidad de este diálogo.

Anónimo dijo...

Siguiendo a... nada es casual... je
Hoy por la mañana un compañero de laburo me invita a un debate con público adolescente para discutir ley de medios. Me pareció genial, acepté y le dije te doy una mano e invito a gente de medios para que la cuestión sea más rica. Ahora, (aclaré) no quiero que a los pendex los "enlistemos" de un lado u otro. POR FAVORRR, je. Hagamos algo para que estén un poco menos desinformados al respecto y puedan asomarse a un debate que trascienda la mera cuestión normativa. Fundamentalmente me interesa un escenario menos dicotómico que el que suele plantearse, y sobre todo que se generen otras líneas de lectura.
Creo es uno de los caminos para que ante sucesos para nada azarosos como el que relatas construyan una opinión algo menos simplista que lo que circula por estos tiempos.

Desde muchos lugares y espacios en medios percibo una aberrante manera de estupidizar y subestimar a los respectivos públicos. No caigamos en el cabezadetermismo. Colaboremos en algo, y si no podemos, vendamos naranjas. (respecto de cualquier profesión lo sostengo, pero sobre todo cuando sabemos con que herramientas jugamos). No nos podemos hacer los pelotudos... o si. Y así estamos.

Abrazo,

G.

AEZ dijo...

Gabriela: yo no invalido nada, tratá de no desvirtuar la cosa. Vos venís a mi blog y amonestás desde el anonimato: ¿quién te creés que sos? Y por si fuera poco, lamentás que la aberración de los afiches pueda no tener consecuencias, y seguís sin decir de qué consecuencias hablás. ¿Querés que maten a un periodista? ¿Que le peguen? ¿Que lo echen? Date cuenta de que vos transformás en inútil el diálogo: o porque no sos clara, o porque decís cualquiera, o porque te hacés la boluda, o una combinación de esas razones, o quizá haya otra que no alcanzo a detectar.

Gurisa: qué interesante tu posición, eso de superar la dicotomía y buscar otras lecturas. Hace bien. Sobre lo último que decís: como poder, podemos hacernos los pelotudos tranquilamente. Sobran ejemplos. No deberíamos, me parece.

polly dijo...

Un sótano con todos estos "periodistas independientes"
Manga de soretes!!!!!!!!!!!

AEZ dijo...

Polly: ah, buéeeee... Si decís eso en serio, nos tapó el agua.

Diego dijo...

yo también estoy de acuerdo con Diego.

Natys! dijo...

No soy religiosa, pero leí el post, leí los cometarios y sólo me queda decir, 'el que esté libre de culpa y cargo, que arroje la primera piedra'
Tan solo por que, la pregunta del afiche no tiene nada que ver con la realidad, los periodistas en el buen sentido de la palabra, no le sirven a nadie, solo informan. Esa es la función. Más allá de las ideologías de los medios, yo creo que el periodista puede o debe respetar lo que se les dice de arriba, por que es un trabajo, por que es una empresa, pero no por eso coincidir ni pensar igual.
Además lo que haya hecho o no, la dueña del multimedio es problema de la justicia y no del periodista, que es periodista, pero también empleado que trabaja para comer a fin de mes.
Que esten esos dos indicadores, es una decisión tuya y de nadie más, por eso todos los que te leemos sabemos quién sos y cada quién sabrá como interpretarlo, esto lo digo por que me molestan los comentarios en los que la ida y vuelta es un 'la razón es mia' y al reves, eso no nutre sino que aburre.
El afiche que mostras es una manera de pensar de algúna persona que se esconde tras el anonimato, lo que posiblemente arrastre algo 'oscuro', obviamente por la falta de luz a su identidad y eso no es bueno, yo creo que si pensamos algo lo podemos decir, diciendo también quienes somos, para eso vivimos en democracia, para libre-expresarnos.
También creo que en este tipo de temas se mezclan cosas, los periodistas informan, su función no es la de juzgar valiendose de su gran alcance. Más allá de que hoy en día todo está un poco mezclado.
Y para finalizar, este es tu blog y pienso que publicás lo que querés y decís también lo que querés, para eso es tuyo, ya está.
Aire aaaaaaaaaaaaaaaaaaaa jajaja, he dicho!


PD: vos sabés que yo todavia no estoy adentro de ese mundo, y es por eso que creo, sisi, creo en las utopías, en el maravilloso día en que todo cambie para mejor.
Besos!

Rocio.B dijo...

Ah! mira vos! se lo voy a decir al que fue mi profesor de filosofía del derecho...

Besos!

Colo dijo...

"Y el gobierno todavía no salió a condenar esa barbaridad"

Es obvio por qué no salió a condenar esos afiches...
A"K"á (en este País)si no coincidis conmigo te condenamos y te perseguimos...
Que raro esto no? en un gobierno que se tilda a favor siempre de la democracia, en contra de la Dictadura, en contra de... etc etc

Son hijos de puta! y siempre van a ser hijos de puta!

2010 y se condena (socialmente) al que piensa distinto... Una locura en tiempos atrás y una locura hoy en día...

Asco me dan
:)
Saludos!!

Anónimo dijo...

en este país dueños de medios hicieron desaparecer a sus trabajadores.

la principal dueña de empresas periodísticas del país tiene apropiados a dos hijos de desaparecidos.

verdad, memoria y justicia.

Anónimo dijo...

http://www.perfil.com/contenidos/2010/04/22/noticia_0026.html

Baldosafloja dijo...

bla bla bla, lo han logrado.La concha de su madre. La opinión del otro, la existencia del otro niega la mia por lo tanto la piso, la menosprecio, la vapuleo. Sin notar, ni siquiera un segundo que la mirada del otro hace valida la mia, claro que si no hay opinión o mejor dicho solo existe un argumento, ya no tengo opinión, ya no soy una postura frente al problema, ya no puedo ser una manera de ver. Soy VERDAD.

AEZ dijo...

Diego: ¡cuac!

Natys!: pero aunque esos periodistas sí sirvieran a la dueña, esa no sería forma de actuar. Es peligroso caer así. Y sobre tu posdata: genial que creas que se pueden cambiar cosas, pero además de creer hay que hacer algo al respecto. Porque se puede.

Rocio.B: dale, y después contame qué te dijo. Beso.

Colo: recién ayer salieron dos o tres a criticar los afiches y, en menor medida, la animalada que preparan las Madres para este jueves. Medio tímido, igual. Pero algo es algo.

Anónimo 1: ¿y eso qué tiene que ver con los señalamientos fascistas?

Anónimo 2: como dije, tarde y medio tímido. Mariotto, por ejemplo, primero se hizo el boludo y se ve que lo apretaron porque hoy fue más firme. Insisto: espero que esto no escale. Ya es suficiente.

Baldosafloja: el cabezadetermismo se ha hecho religión masiva, mi amigo...

Anónimo dijo...

No justifico el ataque a nadie y menos desde un afiche sin firma. No me gusta que el gobierno no salga a decirle a estos periodistas que cuentan con su apoyo y no me gustan estos periodistas que dicen que son independientes y que se la jugaron por un medio que informa para el culo porque el Congreso (la ley de medios fue votada ahí) les cagó un negocio. Todos la pifiaron.

Boya

AEZ dijo...

Boya: entiendo el espíritu de lo que decís, pero creo que estás mezclando peras con bifes de costilla...

Anónimo dijo...

yo lo único que puedo decir es que esos personajes que aparecen en la portada de la revista "cabildo" son más zurdos y marxistas que el che y fidel juntos. Sin miedo a contemporizar a mí me hubiera gustado que no los desaparezcan sino que se les de el castigo merecido, muerte por el tribunal justo en la plaza pública y leyendo sus delitos previamente. Zurdos mal paridos al grito de Juan Facundo Quiroga les decimos "religión o muerte"

AEZ dijo...

Anónimo: yísus, cuánta barbaridad... Decime que es una ironía zarpada, plis.