miércoles, 15 de septiembre de 2010

713. Cinco cosas que me pasaron en Boston y jamás olvidaré

(Desde Boston)


1)
Respirar el aire verdadero de Harvard.




2)
Hacer una recorrida guiada en un vehículo anfibio que diseñó la General Motors para la Segunda Guerra Mundial: el DUKW (léase duck: pato), que te pasea en seis ruedas por la ciudad y de pronto se mete en el río Charles para mostrártela desde el agua, flotando.



3)
No poder creer que una mujer te diga: "Un día me rompí un hueso, recé y me curé inmediatamente". Fue en el medio de una recorrida por la impactante sede central de la Iglesia de la Ciencia Cristiana:

-la fundó en Boston una tal Mary Eddy Baker a fines del siglo XIX;
-no tiene nada que ver con la Cientología del actor Tom Cruise;
-acá el miembro más famoso vendría a ser su colega Val Kilmer;
-el culto sostiene que en las sanaciones no hay milagros, sino el comprobable poder de Jesús que cura a través del rezo;
-las pruebas son siempre testimonios de testigos;
-nadie es expulsado por acudir a un médico;
-no hay cruces ni santos;
-la iglesia controla el Christian Science Monitor, un medio que ganó varios premios Pulitzer y en 2009, después de un siglo, pasó de diario a semanario: "La influencia de la religión en nuestro trabajo periodístico es mínima", dice el editor -ex católico- John Yemma.


4)
Admirarla en su desnudez natural y viva,
y después degustarla de a poco: toda, toda, toda.



5)
Bostonglobearme.

6 comentarios:

carnavalito dijo...

Qué masa, che!
Desde la langosta a Harvard, desde el agua al Boston Globe.

Lola dijo...

Asumo que del posteo lo que va para mi, claro está, es 1) lo de Harvard, sabía que habías percibido la genialidad de mi cerebro. 2)lo de la langosta. Igualmente, no te envidié nada porque después de devorarme 100 langostas, alguien me regaló "Consider de Lobster" (un libro que, entre otras cosas, cuenta el dolor que sienten los bichos al morir cocinadas vivas en las ollas) y no volví a probarlas.(Tampoco volví a Boston).
En fin, aún te queda tiempo para seguir degustando....

Enjoy it!

Anónimo dijo...

Qué loco lo de "aire verdadero", que sería eso para vos?
respecto del escudo y su referencia latina, muy paradojal, pero tampoco compro. Más allá de la historia institucional.

Ahora, la imagen, me llevó (posta) a los jardines de un Sanatorio Adventista que hay en una localidad a una hora de acá. Un lugar que tiene -además- un centro de vida Sana. ja. (o entiéndase lugar con jardines bonitos para desintoxicaciones de todo tipo. Je. Estuvo allí MAradona hace unos años y escapó despavorido porque lo sometían a las mismas reglas que todos. Y también otros visitantes conocidos que encontraron lugar alejado de flashes. Pero me lo guardo.)
Idénticas líneas arquitectónicas en algún edificio, -por lo que alcanzo a ver- parques, sillones coloridos bajo los árboles, silencios bizarros y conversaciones multiculturales. Digamos que responden a la misma línea ética, con sus distancias propias, je.

Otro tema: me gustó el anfibio. Quiero más fotos -al mejor estilo de turista japonés que saca en serie.

Me causó mucha gracia lo de Ciencia Cristiana. Qué loco se abracen dos universos para sostener un dogma. Si eso es posible, todo lo demás puede suceder. Es tan fuerte que te curás. Claro que te cuesta creerlo, porque juega la fe, y ahí no cabe el análisis.

Sobre esos bichos con pinzas espantosos,je. se me ocurre pensar que no hay nada muy seductor en el horizonte visual urbano, para que te enamoren esas pinzas. Y bue.. pensándolo así...es comprensible. Jaja. No hay como la carne argenta, lo sostengo.


Abrazo,
G.

Anónimo dijo...

Hola genio!!! buen viaje pegaste. Que manera de comer cangrejos y langostas, sos groso.
Acá el invierno se resiste a retroceder, me tiene podrido el frío, me quiero ir a brasil.

Ah, me podrías conseguir un laburito en google, que acá ya me hincharon las pelotas...

Abrazo grande
tano

Anónimo dijo...

Todo muy lindo, pero se habrán dado cuenta en lanueva.com que anda todo sin vos? cuándo laburás?

AEZ dijo...

Carnavalito: sí, la verdad es que el viaje la rompe. La única cagada es que tenés tantas actividades que llegás muerto a la noche. Pero, bueno, yo salgo igual...

Lola: jejejeje, absolutamente, ¡todo tuyo! Y qué decir de David Foster Wallace... Le dediqué un posteo cuando murió y está entre mis favoritos: de hecho, estoy terminando OTRA VEZ la versión original del notón sobre el crucero de lujo. Besote.

Gurisa: sólo vos podrías relacionar Harvard con un Sanatorio Adventista, ¡qué grosa sos! Muchas más fotos no hay: no soy muy amigo, ni siquiera traje cámara y todas las imágenes son de mi teléfono celular... Y por supuesto: no cambio por nada la carne argenta, la extraño tantísimo, pero de vez en cuando un frutito de mar viene bien. Beso grande.

Tano: ¡¡queridoooooooooooooo!! Che, qué novedad que en tu laburo te tengan los huevos secos, jejejeje. Sobre lo demás: se hace lo que se puede. A ver si me mandás un correo, hijo de mil putas.

Anónimo: tenés razón. La verdad es que deberían echarme. No sé cómo no se dieron cuenta todavía. ¿Por qué no hacés otra genialidad llena de coraje y llamás al diario para avisarles? GIL.