viernes, 25 de julio de 2008

358. Un cruzado

[Acabo de publicar esto en el Blog colectivo de LNP.]

S
algo de jugar al básquetbol con unos compañeros del diario más el DT Mofle Horvath y su hijo Julián. Tipo mediodía. Esquina de Estomba y Moreno. Semáforo en rojo.

Cruzo hacia la vereda del Banco Nación. Una moto y un auto que están doblando me frenan casi en las rodillas. El conductor del auto me acelera en falso: el mensaje es "Dale, estúpido, o te paso por arriba". Lo miro. Me mira. Baja la ventanilla. Pone cara de enojadísimo. Dice: "A ver si te apurás, bobo".

Bueno, en realidad no me dice "bobo". Me dice "pel...", pero en el diario no se dice "pel..." porque es tan mala palabra y por eso se insinúa, se escribe "pel" más puntos suspensivos y no sólo "p" más puntos suspensivos porque existen otros insultos que empiezan con "p" y al lector hay que serle educadamente preciso.

-Está en rojo, flaco -le digo-. ¿Cuándo querés que cruce? ¿Cuando se ponga en verde, así me pisan los que vienen de Sarmiento? Andá con Dios.

Bueno, en realidad no le digo "andá con Dios". Pero queda mal decir en el diario a dónde le digo que se vaya. Además, su madre se las rebusca como puede.


Salgo de almorzar con mi abuela, alias La Tipa. A eso de la una. Esquina de Lamadrid y Las Heras. Semáforo en rojo.

Cruzo Las Heras. Cuando estoy a dos metros de la vereda, el auto que esperaba para doblar se adelanta despacito hasta bloquearme el paso. La conductora no me ve: tiene la mirada clavada en el semáforo (que sigue en rojo). Le hago señas, como diciendo "¿Me deja pasar o planea acostarse esta noche con mi cadáver?". No me ve.

Una señora que va de acompañante le avisa, al tiempo que yo golpeo el capó como quien toca la puerta de una casa. Entonces sí me ve. Frena. La miro, digo "Gracias" y paso. Baja la ventanilla. Pone cara de asco. Dice: "¿Sabés lo que pasa, querido? Que el semáforo está en verde".

-Y, ahora sí -le concedo. Es innegable-. Pero estaba en rojo cuando yo quería cruzar y vos te mirabas las uñas. Además, el peatón tiene prioridad si ya pasó la mitad de la bocacalle.

-Andá con Dios -me dice.

Bueno, en realidad no me dice eso. Pero que conste: mi madre es una santa, ¿eh?

-¿Sos siempre así de idiota o te tomás algún descanso? -le digo-. A ver si leés y entendés las reglas antes de salir a manejar, querida.


Y todo esto para decir claramente que el tránsito de Bahía Blanca me parece una porquería.

Bueno, en realidad pienso en otra palabra (pista: empieza con "m") pero no es cuestión de manchar el diario u ofenderlos a ustedes, estimados lectores sin los cuales no habría qué manchar ni sueldo por cobrar.

Así que gracias por tanto, perdón por tan poco, vayan con Dios y déjenme solo, que ando cruzado.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

eeehhhh, tás mandando a los lectores a la puta que los parioooooo!!!!! JAJAJAJAJJAAA! muy bueno, saludos

AEZ dijo...

Anónimo: no, no, de ninguna manera, jamás haría eso, pero por favor, qué horror, cómo se le ocurre, qué va, vaya con Dios m'hijito. Gracias y saludos.

Anónimo dijo...

no pretendo sumar a su "cruce" pero advierto es un generalizado mal argento, no es propiamente bahiense, je y cuando jugas de peatón lo reafirmas. Igual prefiero seguir jugando de ese lado, y evitar estar del otro estresarme el doble y además soplar para el control de alcoholemiA:MAS QUE CRUZADA; EN EL HORNO;!
BESOS;
GURISA

Diego dijo...

A mi me molesta tanto que no te dejen cruzar como la cara de fastidio (cuando no puteada) de los que te hacen el favor de esperarte.

Kiuman dijo...

Los conductores se mandan las cagadas, no reconocen su error y putean al peaton; muy muy feo el transito en Bahia.
Abrazo.

AEZ dijo...

Gurisa: jejejeje, por eso yo no salgo en el auto... Y sí, supongo que es un mal generalizado pero no me queda otra que enfocarlo desde el "pago chico", que es lo que conozco. Besos.

Diego y Kiuman: no puedo estar más de acuerdo.

Kiuman dijo...

Ojo! los peatones tambien se mandan sus cagadas y cruzan por donde se les da la gana (en vez de usar los cruces peatonales [zebras]).

AEZ dijo...

Kiuman: europeamente, estoy de acuerdo.