miércoles, 5 de septiembre de 2007

131. El feo aroma a Romero

romero.
(del lat. ros maris).

1. m. Arbusto de la familia de las Labiadas, con tallos ramosos de un metro aproximadamente de altura [...] de olor muy aromático y sabor acre.



En 1979 el actual gobernador de Salta, Juan Carlos Romero, cursó fuera del país un seminario de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Al menos eso dice su currículum, incluido en una página oficial fea y desactualizada donde se autoproclama transformador de Salta y en la foto luce como Napoleón.

El seminario se denominó "Redacción electrónica y periodismo moderno" (sic) y se cumplió en los Estados Unidos, Uruguay y Venezuela sin que le entrara mucho al mandatario norteño: se nota que los conocimientos se le escabulleron con el paso del tiempo y/o decidió obviarlos cínicamente.

Porque en algún lado, en algún momento, Romero tiene que haberse cruzado con conceptos como libertad de expresión o con certezas como que no existe una democracia sin prensa libre e independiente.

OK, supongamos que no prestó atención en las clases. Supongamos que los instructores hablaron muy rápido y raro. Supongamos que le falló la adaptación en otros países y se deprimió. Igual debería saberlo, porque:

a) es un hombre cuya familia maneja El Tribuno, un diario fundado hace más de medio siglo;

b) es un hombre de Derecho, un abogado egresado de la Universidad de Buenos Aires en el 74 que luego hizo el doctorado en Ciencias Políticas;

c) es un hombre de la democracia, ex senador nacional, ex compañero de fórmula de Carlos Menem en 2003, y lleva tres períodos consecutivos como gobernador de Salta;

d) es un hombre.

Pero el cinismo, el paso del tiempo y el napoleonismo, todos berretas en grado extremo, te pueden conducir a que actúes como un verdadero gil.


Juan Carlos Romero acaba de recibir una palmadita: el juez Correccional y de Garantías de Primera Nominación de Salta, Héctor Martínez, condenó a un año y medio de prisión en suspenso al periodista Sergio Poma, en una querella por injurias iniciada por el doctor, el gobernador, el abogado, el ex estudiante de periodismo moderno (sic) que no se bancó una opinión crítica.

En mayo de 1994, en su programa de radio, Poma informaba sobre el desmanejo en una operación con bonos provinciales cuando le dijo a Romero: "Sos un delincuente de la peor calaña".

Nótese que, hasta hoy, el gobernador no se preocupó por demostrar lo contrario. Al contrario, diría pero no, porque temo una querella. El fallo de un juez de primera instancia y segundas intenciones y terceros amigotes poderosos sí muestra un botón de dos ojales principales:

1) cómo gusta la mordaza para la prensa cuando conviene, cómo gusta penalizarla, cómo gusta pegarle para que no joda tanto, y

2) el desconocimiento y/o el menefreguismo frente a las normas vigentes, porque la decisión (como señalan, entre otras instituciones, Fopea y la SIP) contradice la Constitución Nacional, los tratados internacionales en materia de derechos humanos, el compromiso del Estado argentino ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de despenalizar esas acciones y hasta recientes fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que consagran la doctrina de la real malicia (o sea, la libertad de expresión por encima de un posible daño al honor: el afectado debe demostrar que el periodista obró mal).

Encima el magistrado Martínez fue más allá, porque también ordenó la inhabilitación profesional de Poma por un año.

Y eso sería sólo inconstitucional (como sostiene el especialista Gregorio Badeni: "Los jueces no pueden aplicar sanciones accesorias, porque lesionan los derechos de libertad de expresión y de trabajo") si no fuera, además, bastante pavo: en la Argentina el periodismo no está colegiado y nadie te extiende una matrícula imprescindible para ejercer. No digo que esté bien: digo que no está, y punto.


No conozco a Sergio Poma y los casos parecidos al suyo se cuentan de a decenas en todo el país y permanentemente los debatimos y repudiamos desde Fopea, así que no sé muy bien por qué me fastidió tanto. Será porque me levanté con cero paciencia para los tipos que huelen como Romero: todopoderosos wannabe, señores feudales vitalicios del Estado, napoleónicos labiados de un metro y pésimos estudiantes de periodismo.

7 comentarios:

Gurisa dijo...

En relación al caso, coincido con vos.Otro ejemplo más...de tantos. De todos modos, no buscaría argumentos para el fastidio, je. Todo lo contrario, bienvenida la incomodidad. Terrible sería no te/nos- sucediera nada.je. Diría...preocupante, sumar "un caso mas de" a la lista, y al cuadro patético de naturalizaciones en las que somos reincidentes. Voto por más. Je. Desde este rincón, abrazo.

AEZ dijo...

Gurisa: gracias por pasar, che. Aguante esa incomodidad. Besote.

Paula Poma dijo...

Hola no sé quienes son, evidentemente estudiantes de periodismo,igualmente no es lo que importa... Lo que realmente es destacable es que se preocupen por otros y eso es un gusto, cuando el otro es mi papá: Sergio Poma. Gracias, y me encantó la nota.
Paula Poma

Anónimo dijo...

PAULA POMA FARSANTE, PORQUE NO DECIS LA PLATA QUE COBRAS DEL GOBIERNO DE JUAN MANUEL URTUBEY?
CUANTO COBRAS? QUE PASA? 20 MIL PESOS POR MES A VOS Y A TU HERMANO CON CAPACIDAD DIFERENTE PATRICIO QUE TAMBIEN COBRA LO MISMO LOS COMPRÓ EL OFICIALISMO?
DAN VERGUENZA, AYER SE HACIAN LOS OPOSITORES PORQUEIGUAL COBRABAN DEL GOBIERNO DE ROMERO.
HOY SON OFICIALISTAS, DAN ASCO

Anónimo dijo...

un tipo que se escuda en el anonimato para desprestigiar a otra persona no es otra cosa que un cobarde. Así cualquira.Mi nombre es Paula Poma, no me escondo y si querés conocer mis finanzas tengo todos los libros a disposición en O´higgins 16.
Los cobardes como vos siempre existieron, primero buscaron desprestigiar a mi viejo y ahora a nosotros.
Doy la cara todos los días de mi vida y si no te gusta lo que digo, tenés mil radios oficialistas para escuchar en Salta, sólo tenés que cambiar de dial. Que extraño que sólo ataques a los que han demostrado con hechos que trabajan de perdiodistas y no de mercenarios de la información, esos que suelen esconderse en durísimos mensajes, pero que siempre son anónimos. Insisto, sólo cobardes. No sé ni para que pierdo mi tiempo respondiendo. Saludos.

Anónimo dijo...

Romerita si tomo en cuenta el cursillo de la SIP , entidad fomentada por el departamento de estado de Yankilandia , desde ese ente supuestamente adalid de la libertad de prensa , se coordina como la prensa interamericana actuara cuando a cada pais llegan proyectos como el de los Kirchner , Evo , Chavez , Correa o Lula, siempre los medios mas poderosos de cada unos de los paises americanos donde llega un presidente de izquierda o centroizquiera son vilependiados y condenados .
Siempre me declaro un admirador de Paulita que ahora es Paula la linda . Aguante fm noticias
Omar de Salta

Anónimo dijo...

Parece que Paula Poma tiene la memoria fragil. Habla de desprestigio hacia ella y hacia su padre. Y porqué Paula Poma no habla del desprestigio de los trabajadores de su medio que fueron explotados y fueron esclavos en negro de Fm Noticias y Agencia de Noticias DDN. Creo que el caso Ricardo Lopez ha sentado un importante precedente. Un trabajador los llevó a juicio a Los Poma, supuestamente los defensores de los desposeidos y los luchadores de la corrupción. Un trabajador les ganó en las dos instancias y demostró que Los Poma explotaban a los trabajadores pagándoles sueldos miserables en negro. ¿De qué desprestigio habla la señorita Poma? Paula Poma tiene la cara dura y se nota que ella y su familia han engañado a la radiofonía salteña vendiendo un discurso "progre" pero que en realidad, detrás de esa máscara se escondió la verdadera ideología de Los Poma, acumular capital y empobrecer a los obreros. O sea, burgueses que se la juegan de opositores, es decir, hipocritas y descarados como las identificaciones de su radio. Para afuera los justicieros, para adentro o puertas adentro los explotadores avarientos.