viernes, 19 de septiembre de 2008

391. Fumar hace mal


N
o me acuerdo cómo empezó el diálogo con ella. Tal vez empezó como empiezan los diálogos entre fumadores, ahora que tenemos que salir para fumar y en el otro fumador encontrás un compinche para quejarte de la restricción y yo estoy de acuerdo con que no se permita fumar en lugares cerrados de acceso público si esos lugares cerrados de acceso público eligieron adoptar la ordenanza: a mí me da por los huevos que la ordenanza sea tan vigilante, tan absoluta, tan bahiense, y que si tenés un bar no puedas poner un letrero Acá se fuma y que vaya el que quiera y dónde quedó el respeto por la propiedad privada, a quién le gusta mear la Constitución de parado.

Ella se sentó en el escaloncito de la puerta de Pelícano a las 3 de la mañana, se prendió un pucho, juntó las rodillas y se acurrucó como quien tiene frío pero no: tenía pena, eso tenía. Muy flaquita, morocha; pantalón cuadriculado y buzo, exageradamente amplios. No erotizaba ni su pinta de adolescente que ya había vivido mucho.

No me acuerdo cómo empezó el diálogo (Hernán estaba ahí, estuvo un ratito hasta que se asqueó; quizá él sí se acuerde). En un momento ella dijo que estaba para el orto, Así estoy: para el orto, dijo, y le pregunté por qué y dijo:

-Por una hija de puta que lo corre a mi novio. La hija de puta de la mujer de mi novio. Lo corre porque está a punto de parir, la hija de puta. Él quiere estar conmigo y la hija de puta lo corre con el bebé que va a parir. Qué hija de puta, ¿no?

-Bueno, para tu novio es un hijo, ¿no?

-Sí, claro, todo bien, pero la hija de puta para mí que se embarazó a propósito, de hija de puta que es, porque piensa que con un hijo lo va a retener. Y yo también estoy embarazada. De un mes estoy.

-¿Y también es de tu novio?

-Sí, obvio. Pero este es buscado. Yo hace rato que quiero tener un hijo porque ya perdí un embarazo cuando tenía 15. Este es como una revancha.

-¿Ahora cuántos años tenés?

-¿Cuántos me das?

-18.

-19 tengo.

-¿Y qué pasó con el otro embarazo?

-Nada, lo aborté. Yo no quería abortar, ¿eh? Para mí, si abrís las patas para coger tenés que abrir las patas para parir y después tenés que abrir las patas para hacer las cosas de la casa: lavar, cocinar, lo que sea. Eso pienso yo. Mi papá y mi mamá murieron cuando yo tenía dos años y fui adoptada, y el bebé ese era de mi hermanastro y mi hermanastro no quería saber nada con tenerlo.

-¿Te obligó?

-¿A qué? ¿A coger o a abortar? A coger no. Bah, más o menos. Yo nunca lo vi como un hermano, no era mi hermano. Y a abortar sí me obligó, un poco sí.

-¿Cómo?

-Fácil: "Abortá o te recontracago a trompadas". Y yo era rechiquita, tenía 15.

-¿Y ahora te sentís preparada?

-Sí. Bah, qué sé yo. Creo que sí. Yo quiero tener un hijo. Quiero tener un hijo de mi novio. Lo que no me banco es a la hija de puta de la mujer de él. La hija de puta le come la cabeza, no sabés. Y el otro pelotudo le da bola, de lástima, y no se da cuenta de que lo está usando, lo quiere retener a toda costa. Y por eso ando como el orto. Che, gracias por escucharme, chabón. Me voy adentro con mi novio. Yo no debería estar fumando, ¿no?

10 comentarios:

Anónimo dijo...

a la mierda..... durisimo el relaot che, me erizo la piel dirìa.

slds, Pao

Anónimo dijo...

ufff,acabo de almorzar, y pasé por acá. Admito quería cagarme de risa. De cualquier manera, y aunque necesite un té para digerir mejor, buenísimo lo que hiciste -mirar al costado y reconocer a esa chica-.No se bien qué te pasó a vos, sí lo que implicó para ella. Sentís algo extraño que no sabes como manejar, pero con el tiempo comprendes que era estar en ese lugar, en ese momento. Y eso no tiene precio (en principio para ese otro/a).Para vos un ratito de...para ella una tonelada menos.
Lamentablemente no es una excepción el caso, es un denso ejemplar más. Y ahi sí que fumar es el mal (menor?).Qué paradoja...
Abrazo.
Gurisa.

la rubia dijo...

Fuerte la historia y con tan solo 19 años.
Está bueno como en este caso haber mirado al costado. Estamos tan enfrascados en nuestra vida y nuestros mambos, y vivimos tan a mil que la mayoría de las veces no nos damos cuenta que hay gente que está peor y que nos necesita.
besote.-

AEZ dijo...

Pao: a mí también me pegó duro. Saludos.

Gurisa: ¡perdón por arruinarte la digestión! Para mí, fue una cachetada de la cotidianidad. Una cosa es conocer que ocurren miles de estos casos, otra es que te lo cuenten así. Besote.

La rubia: me parece lo mismo. Y yo siempre estoy para escuchar: no cuesta nada. Beso grande.

Mike dijo...

Fuerte el relato...Estoy de acuerdo con vos de lo vigilante de la prohibición. Deberían dejar que cada bar decida quienes concurran...sueño algun dia poder estar en un bar donde no haya ningun negro grasa que te moleste, y pueda estar ahi sentado, aspirando a lo loco pero en un sillón con mi chica, no en un baño con olor a m...

AEZ dijo...

Mike: "aspiro" a creer que tu comentario sobre los "negros grasas" es una fina ironía... Saludos.

Mike dijo...

Evidentemente... :P ya no estoy en edad de "aspirar" demasiado...pretender tener un bar exlusivamente para fumadores (u otras yerbas) es totalmente imposible, al menos jurídicamente, y lejos de ser liberal tiene un tinte un poquito nazi...

PD: Esto lo escribo como abogado, como esnifeta, desearía que haya mas lugares donde estar tranquilo y sin bardo (hay unos pocos nomás)

Anónimo dijo...

Lo mejor que escribiste desde que te conozco. La historia de una vida en 20 lineas. Uno sabe como empezo y como va a terminar.

Un abrazo

AEZ dijo...

Mike: ¿cómo "nazi"? ¿De qué hablas, Willies? Yo estoy a favor de que el dueño de un bar elija, eso nomás... (Ahora pasame la lista de los lugares donde se puede "estar" tranquilo, por favor.) Saludos.

Anónimo: gracias. Pero si me conocés, ¿por qué no firmás así sé quién me habla?

Anónimo dijo...

Mike tiene razón. Además la tenés atroden!