lunes, 15 de septiembre de 2008

387. Finde


V
iernes.

Hugo Carrizo me convenció. Me convenció su amabilidad de gentleman modelo 1950 y me convenció que su programa saliera al aire por LU3: la vieja LU3, la inalcanzable LU3 de mis fantasías cuasiperiodísticas mientras cursaba la primaria en la Escuela 4 de Lamadrid al 100.

Entonces puse el despertador y fui a la radio a las 8:30 de la madrugada, malhumoradamente lagañoso, para charlar sobre el caso de la pibita del Patronato que tiene un retraso mental y fue violada y embarazada.

LU3. Ese edificio antiguo (como a mí me gustan), esa escalera de mármol. El juego de platos de los buenos que la abuela no usa nunca nunca, pero nunca.

El adentro, una sepia tristona. Un estudio demasiado amplio, de una amplitud fría. Paneles de acústica que cualquier avispa desecharía por villa miseria. Un póster de la Generación Dorada de básquetbol, castigado por el polvo. Un televisor con renglones y fantasmas, y clavado en silencio en Crónica TV. Un piano de cola celulítica, los pedales hundidos. Un micrófono amarillento. Una sola compu: una laptop adolescente, de las grandotas y pesadas, y un cartel que dice No descargar audios porque se cierra el Winamp y se cae la transmisión por Internet.

Me dio tanta pena que después no pude dormir otra vez.

Y a la noche me quedé comiendo queso y dulce -de membrillo, ¡batata no existís!- y viendo SWAT (de pibe moría por la serie: yo era el francotirador que se ponía la gorrita al revés).


Sábado.

Claro, porque si me paso tooooooooooda la tarde consumiéndome con la tercera temporada de Six Feet Under, el raro soy yo, ¿no?

Andá.

Pero sí que me estoy sintiendo solo. Se lo dije al Tano esa noche, mientras tomábamos unas Red Lager en Faustino. También le dije:

-No tengo nada que me ate, acá.

El dolor me hizo exagerar un poco. Aunque ya me voy a aburrir del todo y listo, chau.


Domingo.

A tomar un poco de aire y de sol, a putear a un árbitro desconocido. A eso voy a Punta Alta.

Vuelvo. Ya leí Crítica y LNP. En Revoque tienen La Nación y Clarín y me entretengo un poco mientras espero que juegue River.

Qué mal juega River. Por favor, Simeone, tomátelas. Salimos campeones sin jugar un solo partido bien; el peor River campeón que me tocó ver. Y nada cambia. Basta, Simeone. Basta de pelotazos al pedo, basta de no dar dos pases seguidos, basta de gritar como un histérico. Así no. A la mayoría de nosotros no nos conforma sólo ganar, no nos gusta ganar a cualquier precio.

¿Siete pesos un cortadito? ¿Desde cuándo? Moreno, anotate en un concurso de manchas. Forro.

Afuera, en una mesa cuadrada, están dos paquetes de Marlboro, una copa de vino tinto y el Loco Hernán Montenegro. Me dice que acaba de cerrar la transferencia de Guillermo Pereyra (ex River) a un club ruso.

-¿De dónde la sacan?

-Merca, putas, mafia, armas, petróleo, gas, negocios increíbles con el Estado: los rusos la sacan de todos lados.

Siempre interesante, el Loco. Colgamos charlando de Europa y me pierdo el comienzo del segundo tiempo. Qué mal juega River.

Recaliento un cacho de asado de rotisería y me acuesto a leer Viajes con Heródoto.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

confesiones...je,confieso me comí un FLOR de asado el viernes y auténticamente a la parrila, sublimé bailando (qué culpa?) quiero pensar quemé grasas, o con el vino hicieron combustión,jee.
Con 3 horitas de sueño, cumplí otro, empecé (mañana de sábado) clases de canotaje -rato postergadas- y me morfé la ciudad desde la isla, SIN palabras!!
Con un empacho de belleza, volví y seguí de rotation,teatro, pizza, Quilmes Stout, y el domingo...
vida contemplativa.Jejeee. y sueñooo ...pero hice pastas, y algo más de vino.Y entonces, siesta
Ahora, la amiga Soledad es complicada, a veces la abrazas, y a veces no sabes qué carajos hacer con ella. Si apareciera algo/guien interesante...sería más fácil, y quién sabe, somos bichos raros,no?
cariños,
Gurisa.

Diego dijo...

Viernes, 8.30 am. Asperísimo.
LU3: qué tristeza? De quién es? Quién pone plata ahí?
Red Lager: va bien, no?
7$ un cortado? ehhhhh
River de Simeone, malísimo, pare de gritar hombre de negro.
HM: grosso eterno, gran sitio, no sabía de su segundo apellido, hijo clon.

No sé, te juro que no sé si membrillo o batata.

hachedepé dijo...

Alguien alguna debería escribir sobre los lunes
Si la violencia es la partera de la historia, los lunes son la risa del diablo, su espada opimiéndote el pecho justo cuando el mundo te señala que no te espera

AEZ dijo...

Gurisa: no me gusta la etiqueta esa ("bichos raros"). Es como es y ni me interesa cómo cae. Qué lindo morfarse la ciudad desde la isla. Y morfarse un asado. Y morfarse la soledad, también. Beso.

Diego: no jodas más, membrillo toda la vida. LU3 es ahora una cooperativa pero (por lo que vi) no funciona tan bien como la Obrera... ¿No probaste la Red Lager todavía? Manda, suscribo 100% garantía de calidad; después decime si miento. Abrazo.

Hachedepé: grosso, qué alegría. Yo creo que el mundo nunca te espera: y hay que ir a buscarlo porque si no el turro se te va y chau. Abrazo.

principio de incertidumbre dijo...

Cuando leía tu post me di cuenta que confundo Swat con "the shield". Errores de asociación.

Qué confesiones para hacer en una ¿confitería? (no sé cómo se dice).



Saludos.

AEZ dijo...

Principio de incertidumbre: ah, esas asociaciones erróneas me han sucedido y alguna vez confundí a una novia con su hermana...

Che, no sé a qué confesiones te referís. Saludos.

Molina dijo...

El edificio de LU3 fue la casa de la infancia de mi abuela. También, creo, fue vivienda durante un tiempo de Martínez Estada.
Yo vivía a una cuadra de ahí, en Lamadrid 18, y durante toda mi infancia su cartel negro con letras amarillas fue parte de mi paisaje familiar. En alguna época escuché un programa de música de la tarde (competencia de "Círculo musical" y, después, "Ritmo Joven" de LU2).
El interior del edificio lo conocí de grande, hace cinco o seis años, cuando a mi viejo lo entrevistaron en el estudio. Y bueno, la impresión que me llevé fue parecida a la tuya.
Abrazo

AEZ dijo...

Molina: ¡qué pedazo de mansión para visitar a la abuela! Yo también escuché el programa al que te referís (aunque no me acuerdo el nombre) y de hecho debuté en radio a los 15 ahí... Siempre le tuve cariño a LU3; ojalá se me borrara esta última imagen de tristeza. Abrazo.

Lyon12 dijo...

EL ke se giraba la gorra en SWAT era ROBERT URICH y se llamaba STREET en la serie...

no se porke me acuerdo esas cosas es increible, la memoria llena de pelotudeces ke tengo!!!

Saludos ABEL
Javier

*: no me gusta el postre VIGILANTE, aguante el flan con crema!!!