jueves, 27 de noviembre de 2008

434. 3 + 3


E
n tres días porteños...


... moderé la mesa "Transiciones entre papel y digital" en el Tercer Congreso Anual del Foro de Periodismo Argentino (Fopea).

Participaron Julio Perotti, de La Voz del Interior de Córdoba; Federico Türpe, de La Gaceta de Tucumán, y Darío D'Atri, de Clarín.

Como dije en la presentación, para mí fue al mismo tiempo un honor y un aprendizaje compartir ese panel porque en el diario todavía no dimos ni un mísero pasito para integrar las redacciones.

[Habla Darío D'Atri, de clarin.com, y yo lo sigo como puedo
con los ojos rojos. (Y qué querés, fue a la mañana.)
Foto: Andrés D'Alessandro.]



... recibí una tonelada de estímulos cerebrales con las diferentes actividades del congreso, y también con las charlas entre colegas y amigos -inolvidable vómito cruzado con Ariel Torres, por ejemplo-, y además con la nebulosa actividad etílico-cultural que se mandó Funes el sábado a la noche, una vez que el Buda Concubino, el Escocés Rampante, el Türpedo Melconián y yo cruzamos el misterioso portón negro.

[Después de su lectura, Funes hasta se cortó el pelo...]


[Un Escocés y un Buda: atrapados en las sombras del delirio.]


... tomé ales en Recoleta mirando con el Buda el papelón argentino de la Davis, y como no quedamos saciados (ni de cervezas ni de papelones) le mandé un mensajito a Molina y fuimos tres de los ¿25.000?, ¿30.000? sufridores que vieron a esa banda en el Monumental, pero al menos les di un abrazo a los pibes de siempre -los entrañables amigos del tablón- y me clavé dos helados de limón y uno de sandía (?) bajo un sol cretino para bajar la calentura.



En tres días cordobeses...


... nos deleitamos con el Cefe en el taller de entrenamiento para periodistas digitales que dio Mindy McAdams en el campus de la Universidad Blas Pascal. Organizó impecablemente el capo de Andrés D'Alessandro, flamante director ejecutivo de Fopea.

El curso -muy intensivo- incluyó blogueo y tratamiento de audio y video. "Enriquecedor", diría, si fuera un docente de nombre Enrique que matea en un perfeccionamiento.

Mindy, una grossa total, se llevó unos regalitos que le hicimos pero, digámoslo, jamás se olvidará de la carne argentina.

[A Mindy también le encantó el mate. Allá ella...]


[Una delicia cursar en el campus de la UBP. Me contaron que
al principio fue una estancia y luego un geriátrico de monjas.
Ahora forma parte de una institución que tiene
unos 8.000 alumnos (5.000 a distancia y 3.000 presenciales
que pagan 500 mangos por mes).]




... comí cabrito, me cagué de calor húmedo, conocí más gente de caaaaabeza y coraaaaazón grandes, visité La Voz del Interior, vi a una piba en corpiños encantada de que le tiraran bosta de vaca en la cabeza y colgué disfrutando de una exposición zarpada en el Holiday Inn.

[Pasás la puerta automática del hotel y te recibe esta cosa.]


[El impresionante edificio de La Voz, circa fines de los 90.]


[Recibite, nomás, y te van a dejar en bolas oliendo feísimo.]


... hablé de la vida con A en el sauna, constaté de nuevo que la mayoría de las cordobesas merece un busto al busto grande, no pude dormir ni 15 minutitos en aquella cama redonda y acabé pensando en metafísica, muy La puta que vale la pena estar vivo a veces.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Flaco, me encanta como escribis. Cai aca medio de pedo y me lo devore completito.

Cheers!

Carla

diego dijo...

Devorá Carlita, que hay para todos. Un gusto tambien haber participado del raíd. (la foto sale porque autorizé a publicarla, te acordás?)

Funes dijo...

Che pero qué paliza que te diste...

Anónimo dijo...

buenísimo!
ahora, el mate -muy bonito, por cierto- y lo podrá tener de adorno y recuerdo,je. Es una tradición argento regalarlos pero para quienes no lo gozan -y más aún extranjeros-, sólo puede llegar a ser eso. Supongo alguien que maneja el arte, le enseñó a preparalo,por lo menos...
otra, juro que si no miro bien la foto no te reconozco, je.
che, puede ser la semana que te tocó pero Córdoba no es húmeda, y sabes por qué lo digo, pelado?

besos,
Gurisa. p/d. no te pongas cabrón, y de cualquier modo, te sienta bien! que cabeza la suya, no es para cualquiera...

AEZ dijo...

Carla: muy bievenida y muchas gracias. Pero ojo con lo que devorás.

Diego: no, ni a palos me acuerdo. He perdido la memoria sobre el 80% de esa noche.

Funes: ¡mirá quién habla! Yo quisiera ser Funes por una semana, aunque termine dos metros bajo tierra...

Gurisa: "qué cabeza la suya" me sonó interesante, jejejeje. Perdón. Es que esta cabeza mía está cagada. A propósito: estoy muy amigo de mi pelada, así que todo bien. Besote.

Anónimo dijo...

jejeje, siempre me gustó mucho la semiótica,y 'pa que aclarar, para eso están los juegos del lenguaje,no? que cada quien juegue a su modo. Lo bueno es que siempre se puede hacer algo en ese territorio, esa es la magia...ud. puede pensar lo que quiera, y por eso mismo no hay que pedir perdón. Tampoco fue tannn incocente de mi parte. Aunque ud. fue lejos...je.

Buen Finde!
Gurisa.

AEZ dijo...

Gurisa: ninguna duda tengo sobre tu casi absoluta falta de inocencia... Cariños.