viernes, 27 de agosto de 2010

707. Cinco cosas que me pasaron en el norte de Minnesota y jamás voy a olvidar

(Desde St. Paul)


1)
Seguir River-Independiente por Twitter mientras viajaba en una camioneta y afuera pasaban los bosques y adentro mis compañeros querían saber por qué yo gritaba tanto.



2)
Ver por primera vez un oso negro y que comiera nueces de mi mano.



3)
Navegar solo en una canoa a la luz de la luna en un lago gigante, cristalino, vacío, sublime.



4)
Aparecer en la tapa de un periódico y estar del otro lado de la mesa: que me hicieran preguntas y me sacaran fotos tipos que habían pagado 15 dólares para asistir a un foro público en la ciudad de Ely.



5)

Tomarme una ale y fumarme un Parliament -silenciosa, reflexivamente- en la terraza de una cabaña lagunera justo cuando caía el sol sobre el agua, allá, atrás de ese islote rebelde.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Envidiable experiencia,totalmente.Groso ver la bandera argentina yel nombre!!!Felicitaciones

Natys! dijo...

La verdad es que las fotos dos, tres y cinco me dieron envidia jaja.
No pude verte en la tapa no se por que.
Soy de boca jaja.
Y una pregunta ¿Por L.A. no pasás?
Digo...
Besos, te sigo eh?

maria lopez dijo...

qué vida contemplativa!! y qué placer leer tu publicación...

la rubia dijo...

Realmente EN-VI-DIA-BLE!! Terrible experiencia, y que lugares!!!

Ey ojo Bahiano, que a parte del negro, soy diablita, tampoco se agranden tanto que el campeonato recién empieza.jaja..

Siga disfrutando de todo. Besote

Anónimo dijo...

Lo vi... y no sé si es photoshop, te lavaron el cerebro, te agarró el viejazo..
devuelvan a mi hermano!!! jaja
la verdad q HERMOSAS fotos, envidiable! hiciste un retiro espiritual!
te felicito y q lo sigas disfrutando mucho!
BESOTE TQM!
Gi.
PD: parece q para river eras yeta, así q te vamos a mandar de viaje en c/torneo...

Lucho dijo...

vos sí que la pasás mal eh! la mierda...

ejejejeje!

un abrazoo!

Anónimo dijo...

Ahora entiendo, tu cuelgue...

me parece GENIAL!!
Respecto de las postales,
1. imagino lo bizarro que habrás quedado en medio de excursión con los compa. Jajaj.
2. Qué ternura de imagen, vos, los ositos, las nueces, ñam ñam...compro esta imagen.
3. No hay palabras para esos momentos. Vos que sueles cargarme por mis cuelgues con la naturaleza... viste que se puede, y está muyy bueno, y hace muchooo bien descolgarse literalmente. Ahora, remaste?
4. No hubiera pagado, ja.
5. Otro momento de esos que es necesario vivenciar, sentirte un poco minúsculo y prescindible. Esas sensaciones me generan las experiencias con la naturaleza. Absolutamente necesarias para educar al ego.

Me encanto este post, y sobre todo que te pasara por el cuerpo.
Salute!

Abrazo.
G.

AEZ dijo...

Anónimo: para mí también fue grosso, de alguna manera, representar al país y a Bahía.

Natys!: no, esta vez no paso por LA pero sí por otros lados de la costa oeste, como San Francisco y Sacramento. Y bué, jodete si sos de Boca... qué querés que te diga...

María: siempre es un placer saber que mi médica me lee y me banca. Besote, nena.

La rubia: pero che, cuánta envidia jejejejeje... ¿Diablita con disfraz y todo? Hmmmmm. Claro que sigo.

Gigioto: nada de Photoshop ni lavado de cerebro. Pensá esto: ¿cómo voy a dejar pasar la oportunidad de interactuar con un fucking oso...? Y no jodas, con River tengo tantas vueltas encima que de sólo recordarlas me mareo... Besote, pibita.

Lucho: la clave de todo es el esfuerzo, jejejejeje.

Gurisa: hay excepciones para todos, ¿viste? Por supuesto que remé, ¡¡si estaba solo!! Y también nadé. Mi contacto con la naturaleza no puede ser muy puro, pero: fijate que el momento paisajístico me resulta inolvidable porque tenía cerveza y cigarrillo...

María dijo...

Qué bueno todo! al final no tuviste que escaparte al pub, la cerveza en la cabaña, ideal.
No contaste nada de la supervivencia...
Me muero muerta por los osos.

Anónimo dijo...

Si, me di cuenta, pero preferí poner foco en otro lado.

Ahora, los osos realmente estaban al natural o se trató de alguna reserva y estaban acostumbrados a la densidad del homosapiens, je que con la excusa de comida, les roba fotitos, jeje. Parecen tan mansos.. quiero uno para dormir, me traes uno de souvenir? ja. Si ya te amigaste con ellos...

abrazo,
G.

Lelé dijo...

No da. No da. Hermoso. Atendeme un momentito: ¿que es eso de darle de comer a un oso? ¿A un animal?

Ani dijo...

Este post transmite paz. La de quien está en total sintonía con su deseo.

Me alegra muchísimo.

La naturaleza sólo acompaña nuestros paisajes interiores, Abel!

PD, al final resultaste flojito. Un Yogui te pudo más que un Scooby Doo.

Cariños

Bruno Lima, dijo...

Qué buena vida, boludo! Qué envidia! Porra!!! Abrazo desde Brasil
BL

AEZ dijo...

María: la supervivencia no fue tal: apenas nos dieron una charla onda secta (es la escuela Outward Bound) y salimos a dar una vuelta en canoa... No te mueras, hacé el favor.

Gurisa: jejeje, ¡claro que los osos estaban en su hábitat! La mamá osa andaba arriba de un árbol, como a 30 metros.

Lelé: seeehh, pero siguen sin gustarme los animales: fue un lapsus porque jamás había tenido un oso enfrente y me animé.

Ani: insisto, ¡¡fue un lapsus!! Y acertaste: en un ambiente de buenos periodistas copados y viajando me siento en sintonía con el deseo...

Bruno: ¡¡boludo queridoooooooooo!! Tanto tiempo. Hemos tenido alguna de estas experiencias nosotros, ¿eh? Acá con vos sería más divertido. Abrazo grande.