lunes, 9 de agosto de 2010

702. Ir de la mano de Miss Argentina es otra cosa

(Desde Washington)


En el asiento 28A del vuelo 110 de Delta Air Lines que va a cruzar el continente desde Buenos Aires hasta Atlanta hay una norteamericana rubia (no muy linda) que ni me deja acomodar:

-¿Le podrías cambiar a mi amiga que está en el 35G? -dice, casi implora.

-No problem.

Cruzo el avión y llego a mi destino por las próximas 10 horas; hay una norteamericana rubia (muy linda):

-Gracias por el gesto. ¡Por ahí el 35F está desocupado y tenés dos asientos para vos solo! -dice, con un entusiasmo desmedido.

-Preferiría sentarme con vos...

La norteamericana rubia muy linda apenas me sonríe, y se va.


Estoy por meter la mochila en el portaequipaje de arriba cuando se acerca tambaleando una morocha recargada, con una valija mediana y dos bolsos de mano. Veo que tiene un vestidito corto y unas medias negras de red cubriéndole unas piernas laaaaaaaaaaaaargas y potentes. La ayudo a instalarse -soy tan caballero...

-¡Uf, los bártulos! -dice la morocha recargada, y se sienta. Al lado mío.

-Sí. Lo que no trajiste son medias...

-Ja, ja, ¿vos decís? Una tiene que estar producida. Siempre.

-¿Y dónde vas tan producida?

-A Las Vegas.

-OK, ahora decime que estás yendo sola a Las Vegas para pasar una semana reventando casinos y nos casamos en el viaje...

-¡Jaaaaaaaa! No: voy al concurso de Miss Universo. Soy Miss Argentina.

-A la mierda...




Yesica Di Vincenzo, marplatense, morocha, ojos marrones, 22 años, 1m75, 89-62-91, sagitario. Y sin novio.

Tiene un grave problema, pero: es de Boca.

-Aunque me gusta uno de River -dice.

-¿Quién?

-Higuaín.

-Ah, ¡sos botinera!

-Noooooo, cero...

Y en varias horas de charla (muy amena: la mina es divertida, piola, mucha actitud; da toda la impresión de estar plantadita) por ahí me cuenta que cursa cuarto año de Arquitectura, que le va bien en el estudio, que gracias a que está buena viajó a Europa y Asia, que fue Miss Italia nel Mondo y Reina del Mar, que sabe que su pyme tiene fecha de vencimiento y quiere aprovechar eso "pero no a cualquier costo: no haría nada que no tuviera ganas de hacer con tal de llegar". Y también me cuenta que vivió una sola historia de amor.

-¿Con quién?

-No, no es famoso...

Entonces me dice que lo conoció en un programa de TV en Italia, y que primero fueron amiguitos a la distancia y después surgió todo.

-¿Y entonces qué hacía él en la tele?

-Lo invitaron a hablar...

-¿De qué?

-Hmmmm...

-¿?

-¡De la relación con su papá!

-¿Y quién es su papá?

-Maradona.

-¿¡EHHHH!? ¿Saliste con el hijo de Maradona? ¿Con Diego Maradona junior?

-Diego Sinagra, sí.

-¡Pero me dijiste que no era famoso!

-Y bué...

-Pará: ¿y el pibe no juega al fútbol?

-Sí, en Italia.

-¿Ves que al final sos re botinera?

-Ja, ja, ja, ja, ¡¡es una casualidad!! Te juro...


La cola para atravesar Inmigraciones es monumental en el aeropuerto Hartsfield-Jackson de Atlanta, Georgia. Avanzo despacito con Yesica, charlando, observando cosas, riendo: noto que los tipos me miran odiando mis huevos.

Le digo que vayamos juntos a enfrentar al funcionario negro que debería sellar nuestros pasaportes tras un arduo y desconfiado interrogatorio. La excusa que le tiro a Yesica es darle una mano con el inglés; la realidad es que quiero comprobar cuánto garpa la belleza en este puto planeta.

-¿Viajan juntos? -pregunta el funcionario con extraordinaria buena onda y por supuesto mirándola a ella.

-Sí -digo.

-¿Marido y mujer?

-No. Por ahora no.

-¿Y uno de ustedes va a Las Vegas y el otro a Washington?

-Sí. Pasa que somos liberales. Ella va a competir por Miss Universo: es Miss Argentina.

-¡¡Miss Argentina!!

-Ajá

-Te felicito, hermano.

-Muchas gracias, me lo merezco.

Automáticamente, el funcionario de Inmigraciones pega un par de gritos y se acercan dos de sus compañeros.

-Muchachos, ¡¡esta es Miss Argentina!! -les dice.

Y los tres se arrebatan con Yesica, le piden fotos, autógrafos, le miran las gambas: si pudieran se abrirían una cerveza y pagarían por un lap dance.

Después de una pequeña revolución babosa, sin que nos hicieran más preguntas, con varios pares de ojos radiografiando a Yesica y detestándome profundamente, nos sellan los pasaportes, nos desean la mejor de las suertes y nos dan la cordial bienvenida a los Estados Unidos de América.

16 comentarios:

MauroSebastian dijo...

entonces garpa ir con Miss Argentina, no intentaste pasar nada de contrabando?
Periodisticamente le pediste el número de teléfono, me imagino.

Anónimo dijo...

Lo tuyo...muy argento.

Tal como dije alguna vez como la carne argenta no hay, pero ya llevarla contigo hasta Migraciones, jeje no es mucho? Bue...parece que la muchacha facilitó tu camino de ingreso, sin que un gentilamericano te inflara los testículos con preguntas o bolufrases.

Y te dejó colgarte, parece, qué macanuda la Miss...ahora es necesario viajar con medias de red? si ya todo es más fácil para la chica a esta altura, no?
Y vos, no quedaste como el maletero al lado de semejante estructura?

Qué romántico lo de la mano... quiero una fotoooo...je.

Beso,
G.

Fodor Lobson dijo...

O_o

la realidad siempre supera la ficción. Claro que su caradurez (lo digo en el sentido más cariñoso y admirativo de la palabra) también ayuda.

AEZ dijo...

MauroSebastian: si hubiera sabido que iba a entrar con Miss Argentina, habría contrabandeado de todo. O aunque sea habría traído más cartones de Parliament... Y periodísticamente tengo hasta el ADN, te imaginás bien.

Gurisa: qué querés que le haga: soy argento. Ah: eso "de la mano" es una metáfora, che, no seas mal pensada, jejejeje.

Fodor: ¿podría usted ampliar el concepto? Gracias, don.

Ani dijo...

Así que ningún título de glamour es suficiente para hacerte achicar..

Clap., clap, clap.

Majestuosamente contado, además, auqnue ya es redundancia decirlo --basta leerlo-- :)

carnavalito dijo...

Están los que tienen que bailar con la más fea, y Abel.

Esperamos ansioso EL POSTEO en el que relates el viaje de vuelta con la Miss. O con una Soledad Fandiño despechada.

Fodor Lobson dijo...

Y no cualquiera le suelta esas cosas a una mina linda con esa facilidad, menos a una miss...

Lelé dijo...

The american dream. Divertidísimo.

danilo dijo...

La baba que desparramaste debe haber sido mucha!jaja...

Abrazo, espero más novedades...

Anónimo dijo...

que carotzzzzzzzo!
Bienvenido!
El jueves salimos a tomar unos tragos!
Un abrazo
JB.

Diego dijo...

Cuando les trajeron la comida que tomaron?

AEZ dijo...

Ani: siempre tan divina, vos. De ninguna manera me achico: sería una redundancia para mi escaso metro 70...

carnavalito: jajajajajajajaja, hay cosas que no deben hacerse públicas, me extraña.

Fodor: qué manera sutil de decirme zarpado. Reverencias para usted, amigo catalán.

Lelé: ¡gracias, doña! Y como siempre: trataré de gambetear la pesadilla.

Danilo: ojo que soy cero baboso, eh. En ese distrito no pierdo la decencia. Repito: en ESE distrito.

JB: grosso, buena salida se armó. Lástima que fue corta. Gracias por todo, abrazo grande y nos vemos cuando vuelva al DC.

Diego: jejejejeje. Yo me escabié unos vinos; ella coqueó.

Lelé dijo...

Yo no te puedo creer ese sombrero.

AEZ dijo...

Lelé: what? ¿El del otro posteo? ¿Herí tu sensible buen gusto?

Guspereyra dijo...

¡Ignaaaciooooo, turbulencia!

lili dijo...

Sabés que sos un maestro?, no sé si por lo que te sucedió o por como lo contas, a sus pies Aez!