jueves, 3 de abril de 2008

286. La paja en el bigote ajeno

(Desde Oxford)


Siempre lo banqué a Ricardo La Volpe. Y mucho más cuando hizo gallinear a Boca en aquel campeonato en el que llevaban cuatro puntos a dos fechas y perdieron ambos partidos y después también la definición mano a mano con el Estudiantes del Cholo Simeone.

No, en serio. Siempre lo banqué porque me pareció que proponía una idea distinta en el idiotizado fútbol argentino y porque me caen bien los tipos que no se comen ni la punta a la hora de defender sus convicciones, incluso aunque no coincida con ellos. (Por ejemplo, el Bigotón es un entrenador ultratacticista/cerofantasista y eso de mi gusto dista.)

Siempre lo banqué, y ahora más: "No ganamos un carajo con Riquelme", dijo ayer en Radio La Red, y lo repite hoy Olé.

No puedo estar más de acuerdo. Justo lo charlaba hace unos días con Nico. Para mí, Riquelme es un exquisito, un talentoso, un brillante tirolibrero, pero también es un soberano paja, un hijo de la displicencia que suele fantasmear en la cancha y sólo juega en Boca.

Ojo, desde que debutó en La Bombonera (me acuerdo: el Narigón Bilardo lo ponía de "8" y los bosteros lo recontraputeaban porque no corría ni metía la patita) vengo sosteniendo que tiene demasiado estilo para esa camiseta. Y no digo que me habría gustado tenerlo en River, pero...

Pero con la celeste y blanca no lo quiero ni ver. Me saca. Me saca qué dé el 85% de los pases para atrás, me saca su trotecito, me saca su eterna cara de sufrimiento como si todavía tuviera el dedo de Fabián Santa Cruz en el orto.

Y más allá de los gustos, estoy convencido de que en el plano internacional -especialmente para los seleccionados europeos- resulta relativamente fácil desactivarlo con un par de matungos atléticos que le respiren en la nuca sin tregua y le den un castañazo de vez en cuando.

Encima, el Coco Basile -a quien me encantaría tener de tío- apoya la estructura de la Argentina demasiado, peligrosamente, en Riquelme. Así tampoco vamos a ganar un carajo: el plan B es ir a tomar un whisky por ahí esperando un milagrito.

Y, bueno: al fin y al cabo, Messi es nuestro, ¿no?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

toy de acuerdo y eso que soy bostero eh??? igual sos una gallina apestosa :)

rr dijo...

Tanto lío porque perdió River?. No se preocupe, esta vez van a clasificar.

AEZ dijo...

Anónimo: gracias. Habrías quedado menos indigno sin el emoticón, pero qué se le va a hacer, ¿no?

rr: nene, no me cuadra cuando la vas de vivo. Y ojo que vuelvo pronto: estás advertido, jejejeje.

El_Acertijo dijo...

Muy buen blog, te tengo que decir que cuando lo descubri creo que lo lei casi entero!
Yo tengo el mio hace un tiempo sobre un tema donde compartimos la pasion de ser plumiferos...
Date una vuelta a ver si te gusta! es de menos vuelo intelectual pero mas pasional, casi como el futbol mismo... salvo honrosas excepciones.

www.tremendamentemotivados.blogspot.com

Abrazo de gol

Ruben

Anónimo dijo...

Andá a la concha de tu hermana. Perdieron porque jugaron de madrugada y no lo pusieron al Burrito que a esa hora anda bien.
ANDA A LA PUTA QUE TE PARIO. Riquelme es un monstruo y ser rápido no es correr como ustedes en las tribunas cuando van a la Bombonera. Las gaaaalllinaaaas son assssíííííí...

BOYA

AEZ dijo...

Acertijo: gracias, loco. En cuanto me estabilice un poco le voy a entrar a "Tremendamente"... Abrazo.

Boya: me has dejado sin palabras. O no. Puedo decir esto: jejejejejejejejejejejeje.