viernes, 11 de abril de 2008

290. Mi querida mierda

(Desde Oxford)


Bahía Blanca cumple hoy 180 años.

Estuve siguiendo los últimos 20 días el Blog colectivo del diario, donde la gente dejó decenas de comentarios para responder a la consigna "¿Qué sentís por tu ciudad?".

Me sorprendió la intolerancia de algunos que hacen berrinches militantes contra la intolerancia; ratifiqué que a Bahía y a los bahienses se los quiere o se los desprecia, y ambos sentimientos cargados de virulencia; coincidí con muchos elogios y con muchas críticas.

En mi caso, podría esloganear fácilmente y tirar que Bahía es mi lugar en el mundo (como ya lo hice, para no desentonar). Sería tan lugarcomunero como real.


Hace cinco años, cuando volví de Buenos Aires aplastadísimo por la debacle del país, una chica fue mi inflador y yo -supongo- el de ella, que también andaba de regreso y depre.

Hablamos toneladas de lo que significaba estar en la ciudad de nuevo. No por el lado del fracaso (los dos creíamos en nosotros: bah, creemos: bah, creo), sino por lo poquito que ofrece en lo profesional y de algunas mediocridades y del exceso de conservadurismo enlatado y de lo que podría ser pero no. Etcétera.

Sí, todo mal. Estábamos para atrás.

Tanto, que ella en un momento dijo:

-Al final, es una mierda. Bahía es una mierda.

Lo dijo sin querer queriendo, sin significarlo en serio; lo dijo como el amigo que te dice ¡Qué hijo de puta! cuando algo te sale bien. Le dije:

-OK, pero es nuestra mierda. Y es querible, la verdad.


Desde entonces me quedó eso como concepto. También, como respuesta a vulgaridades y resentimientos poco inteligentes que ni da discutir y refutar.

Soy 100% bahiense. ¿Querés decir que mi ciudad es una mierda? Decilo, dale. No me puede importar menos: es mi mierda, y yo la quiero.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

que afortunada esa chica/inflador...

Anónimo dijo...

No podría decir que Bahía es mi lugar en el mundo, ya que mi lugar es la suma de varios espacios en distintos lugares. Tampoco es mi ciudad natal, soy pringlense y me gusta serlo, pero a decir verdad desde el 2001 (también llegue desde Capital aplastadísima) debo reconocer que Bahía es la ciudad que me permite ser, a veces más, a veces menos, feliz… eso no es poco y cuando pienso como tu chica/ inflador que esto es una mierda, me acuerdo que estoy acá porque quiero y porque aún permite vivir bien. Sólo es cuestión de saber llevarla.
Que andes bien, beso
VP

AEZ dijo...

Anónimo: es REALMENTE afortunada porque ya no estoy más a su lado.

VP: comprendo lo que decís, 100%. Y me alegra que sepas llevarla. Beso grande.

Anónimo dijo...

Me imagino cuál es la remera que estará usando todo el día de hoy, Mr.
De lo contrario: shame on you.
FF

la rubia dijo...

No conozco BAHÍA, pero si pasaron por mi ciudad y mi querido club varios bahienses. Uno de los que conozco más Sepo Ginobili, un tipazo.
Además tienen al orgullo del Basquet EL MANU.
Y como olvidarme de otro grande Abel Escudero Zadrayec...jaja

Anónimo dijo...

coincido 100% con vos, es una ciudad basicamente chota. vivo afuera desde hace años, voy viajando y conociendo lugares y es jodido encontrar algo tan gris como bahia. pero cuando la cosa se pone fea lo primero que me viene es volver y no volver a argentina, sino volver y vivir en bahia y "ser feliz", como si alli no hubiese problemas, no se, me pasa eso

fantassma

AEZ dijo...

FF: por supuesto, usted sabe. Orgulloso.

Besos.

La rubia: jejejejejeje, me hiciste cagar de risa. Aguante el Negro, che.

Fantassma: eh, reapareciste, bienvenido de nuevo. Y sobre lo que decís, creo que habría que encarar un estudio científico. Lo que tiene Bahía ES serio. Saludos.

Anónimo dijo...

no puedo hablar desde adentro, y no cabe aclarar..pero todas las ciudades tienen un "no se que...a veces detestable o intolerable", no se si las convierte, en una mierda, creo que a veces algo nubla la vista, también, y entonces es necesario cambiar los anteojos...si hay algo que marca mucho la diferencia y a quienes habitan cualquier lugar: el clima. Hablando de "tu" bahia, volví a sentir "ese" viento que te pega, estoy en Mardel por unos dias, que está ciertamente bonita sin gente. je.Se nota no tengo el "time" del mar incorporado,me abrazo una ola por estar bobas mirando el mar, un dia grisss de aquellos y lloviznando pero igual, caminando entre unas piedras...se nos vino encima y la dejamos...je!=!=
afortunadamente pare ando bien de defensas,pero por si acaso nos recuperamos en un bar argento-irlandés.je Besote .Gurisa

Lelé dijo...

Quedate tranquilo que cuando vuelvas no te vas a sentir desubicado: Bahía sigue siendo una mierda. Pero comparto totalmente lo que dice fantasma. Desde lejos se la ve como un antro de felicidad. Es raro. Gracias.

lili dijo...

Se le permite una opinión a una porteña devenida rionegrina (y con orgullo)y recliclada nuevamente a porteña?. Practiqué deportes competitivos desde muy chica, y siempre, siempre, como nadadora, sofltbolista o gimnasta nuestros más encarnecidos oponentes eran los bahienses. Ni que decirte Alberto, muy buen basqutebolista de la época dorada bahiense.Jugo contra Cabrera, De Lizaso, Cortondo etc. Los ví jugar varias veces y lógico, odio total, sobre todo con el Negro De Lizaso, gran hijo de p..., pero ojalá lo hubiéramos tennido en nuestro equipo. Después en Río Negro, acercamiento total, por amigos bahienses, que en gran cantidad vivían en el Alto Valle, alumnos e hijos de amigos que se trasladaban a estudiar a la Universidad en Bahía. Y pasó a ser el centro para las compras importantes cuando vivimos en Viedma.
Admiré y admiro a los basquetbolistas que dió, quiero mucho a varios amigos de tu ciudad, pero, odié la Nueva Provincia, sobre todo en época del proceso, me sigue molestando el tufillo conservador de esa sociedad, pero entiendo eso de "es mi mierda". Muchas veces lo siento por Buenos Aires, eso sí, le agradezco los buenos amigos que me dió, y te incluyo. Besos

May dijo...

Yo, cuando pienso en Bahía, la veo como una burbuja desentendida del resto del mundo; pero cuando estoy en Bahía, me siento "cozy" en esa burbuja y no me quiero volver; aguante Bahía, algún día voy a ir para quedarme.

El Siciliano dijo...

Lo de la chica, el inflador y esas cosas me recuerda una película.. pero bueh, la cosa es que el posteo ese mostró la hilacha de más de uno con sus razones.

Una frase similar a la tuya salió de mi hijo que, luego de que yo mencionara que si la perra seguía masticando las plantas y haciendo quilombo la regalaba, me dijo con una lágrima... será fea, hará macanas pero es nuestra Nala.

En definitiva a los sentimientos no hay con qué darle y la muy hija de puta me dejó el patio como el Valle de la Luna...

Vendetta! y que se cague la protectora!