miércoles, 21 de noviembre de 2007

184. No se le puede decir "vaca" a este pobre bicho...

(Desde Oxford)

... sobre todo cuando no lo es.

Pero así lucen acá los bovinos, pastando junto al río (que es el Támesis pero no), y te miran como pidiendo perdón, porque al fin y al cabo son animales británicos y como buenos británicos piden perdón hasta cuando no tienen la culpa, tipo "¿Qué querés que le haga, hermano? Me encantaría ser gorda y apetitosa, I'm sooooo sorry pero no me da", y llega un punto en el que hasta tu última célula clama por un buen cacho de carne y te pedís un bife en un restorán, pensando "Qué me importa cuánto cuesta: quiero, necesito vaca vaca vaca vaca", y el mozo orgulloso te trae una pequeña y humeante llanta de auto y al cortarla se te llena el plato de sangre y cerrás los ojos y comés y cuando eso toca tu paladar el gusto te recuerda a una humeante llanta de auto y entonces puteás, puteás mucho, y te sentís perdido y estás seguro de que es un crimen idiomático decirle ganado.

8 comentarios:

May dijo...

Estuve por allá. Y te envidio. Porque en sólo 2 días me enamoré de Oxford, y acá me entero que no ví casi nada.

Por cierto, muy buenas fotos. Son todas tomadas con el celular? Las del pavo real son muy rescatables considereando las circunstancias...

Saludos!

AEZ dijo...

Bueno, May, no te des manija: en mis primeros dos días acá yo tampoco vi demasiado...

Y sí, saqué todas las fotos con el celular y coincido en que zafan bastante.

Gracias por pasar. Saludos.

el coso dijo...

brillante, cuanto hay en tan pocas lineas... groso, man

AEZ dijo...

Se agradece, coso.

Kiuman dijo...

Deja de quejarte que al menos tenes vacas, yo estoy rodeado de alces. Si alguna vez probas estofado de alce con papas hervidas me vas a entender :P
Abrazo.

AEZ dijo...

Kiuman: hasta que eso suceda y te entienda, el hecho de que estés rodeado de cornudos y ya no te quejes es UN PROBLEMA TUYO, jejejejejeje.

Abrazo grande.

Gasper dijo...

Allá las vaquitas (lejanas y ajenas) serán así deshilachadas, pero acá la Speddy que lo reparió me dejó cincuenta días desconectado del mundo Gates y sus polluelos.

Ahora veo que andás bien, seguís caminando entre las típicas tinieblas londinenses, tu corazón no se ha acostumbrado al river de estos tiempos (hasta Ramón le dijo que no, jajajajaja, o mejor reído, jejeje), sos un mister para ellos y para mí seguís siendo un master, y todo lo demás que se sabe, se siente, y se padece.

Te mando un abrazo y será hasta la próxima

AEZ dijo...

Eh, Gasper, ya te estaba extrañando che...

Ciberpiquete para esa gentuza de Speedy y ciberabrazo para vos.