viernes, 2 de noviembre de 2007

173. No sé qué haría sin ustedes

(Desde Oxford)

El vastísimo grupo de aproximadamente 7 (siete) lectores de este blog ha reclamado, con razón, al menos una actualización, al tiempo que me llamaba, palabras más, palabras menos, "vago de mierda". Las palabras de más no las voy a reproducir porque mi mamá es una de los siete lectores y ella no tiene la culpa. Creo. Y las palabras de menos son vago y de.

Como yo también los quiero, y me debo a mi público, este es el panorama de los últimos días:


1.
Tengo tutor, por fin. Se llama Guy Dresser y es el editor-jefe de reuters.co.uk. Todavía no lo contacté porque estoy researcheando. Ya va: vestite despacio si estás apurado.


2.
También por fin, esta semana colgaron en la página del instituto el reporte que me tocó hacer sobre el seminario "¿Qué es periodismo en la era de la innovación?", a cargo de David Schlesinger, el número uno de Reuters, un tipo muy interesante que vivió en China y te habla de taoísmo y después te cuenta que en el 97 viajó a la Argentina para entrevistar al entonces ministro de Economía Domingo Cavallo y durante la charla se quedó dormido.


3.
El lunes los fellows tuvimos que ir a la Reuters Memorial Lecture 2007, en el St. Anne's College. El orador fue Mohamed Heikal, a quien presentaron como "una leyenda viva del periodismo mundial". En flagrante contraposición con semejante rótulo, ninguno de nosotros había escuchado antes el nombre del buen hombre.

Entre lo poco (rescatable) que se le pudo entender, Heikal dijo que no existía el choque de civilizaciones y dividió el mundo, ¡ajáaaaa!, en el Opresor Norte y el Oprimido Sur. La mejor conclusión es que todos nosotros podemos convertirnos en leyendas vivas del periodismo mundial.

Después de la charla hubo cena formal en el Green College: esta vez gratis, pero no menos pedorra en términos de escasez de vino tinto.


4.
Y hablando de eso: apenas vi que había un sobre en mi casillero del Reuters Institute me la vi venir, mirá.

La factura.

21,04 libras por la cena, más 3,68 de VAT (un impuesto como nuestro IVA). Total: 24,72 libras.

Y aunque la suma no llega a los Twentyyyyyy fiiiiive! temidos, da igual: My friend Yao sigue atragantado, insiste con que es injusto y mandó una carta protestona al Green College, que llegó a manos del director Colin Bundy, el sudafricano fanático del rugby. Ahora hay conflicto en puerta.


5.
El martes a primera hora de la tarde fui a un curso para comprender cómo funciona la famosa biblioteca Bodleiana, que conserva por lo menos un ejemplar de cada libro editado en el Reino Unido en sus laberínticos depósitos ubicados debajo de la ciudad como cultos tentáculos.

Es un quilombo.

A la noche asistimos a la conferencia de Martha Kearney, presentadora de la BBC, sobre "La radio: el medio del momento". Martha, a quien muchos recuerdan como "la mina que recibió un huevazo en cámara" mientras cubría las elecciones de 1987, cautivó a la audiencia con anécdotas divertidas y dejó, entre otros, un dato significativo respecto de cómo están cambiando las cosas: el 15% de los oyentes de la BBC proviene de Internet.


6.
El miércoles estuvo bien cargadito, con tres temas.

a) La charla sobre los mercenarios que dio Anthony Mockler en el Green College. Una cagada. O sea: el tema está buenísimo, pero al hombre, después de haber investigado (se supone) bastante, da la impresión de que le caen bien los mercenarios. Y cuando le pedí que se refiriera a los gurkas que contrató Inglaterra para pelear en Malvinas, se hizo el boludo mal. Dijo, algo incómodo, que los gurkas son para Inglaterra lo que la Legión Extranjera es para Francia: "Difícilmente se venderían por plata como los mercenarios tradicionales", y pasó a la siguiente consulta. Me hizo calentar. Agarré su libro Hired Guns and Coups d'état. Mercenaries: Thirty Years 1976-2006 (Alquiler de armas y golpes de estado), busqué en el índice, leí un par de cosas y volví a la carga:

-Usted publicó este libro como una historia moderna de los mercenarios, pero la palabra Falklands aparece una sola vez al pasar y ni siquiera menciona la actuación de los gurkas en las islas. Además, usted fue corresponsal de guerra en América Central y no dice nada de la actividad mercenaria en, por ejemplo, Nicaragua y El Salvador.

-[Ahora sí, incómodo:] Hubo mercenarios en la mayoría de las guerras de la historia. Es imposible abarcar todo.

-Ah, entiendo: y quedaba mal aclarar en la tapa del libro, o en el prólogo, que en realidad la suya NO es una historia moderna de los mercenarios, sino una selección discrecional de algunos episodios.

-[Silencio, muy incómodo:] ...

-Viejo marketinero y pelotudo.

[No, esto último no lo dije. Pero vaya si lo pensé.]

b) El inicio de las disertaciones internas: pequeñas charlas donde cada uno de los fellows plantea a los demás un asunto mediático de interés y se lo discute. Empezaron Pallavi, la india que trabaja en Beijing para el Hindu, y John, el columnista del Washington Post. (A mí me toca exponer el 28 de noviembre. Obviamente, todavía no sé de qué voy a hablar.)

Pallavi nos leyó un capítulo del libro en el que relata sus cinco años de experiencia profesional en China. Mucha pasta, la piba: el texto saldrá en abril próximo y promete. Me asegura que no se autocensuró nada de nada y duda de que vaya a tener algún problema con el régimen comunista: "No son tontos. Se cuidan de no meterse con los periodistas extranjeros. Los locales sí que la pasan mal".

John se mandó unas diapositivas para referirse a esa emergente categoría que es el periodismo hiperlocal. En la segunda metió una foto mía con la leyenda: "Si vio a este hombre, no trate de aprehenderlo. Avise a las autoridades de inmediato". Siempre tan ingenioso. Después contó el ejemplo del Post con el sitio que armó especialmente para el condado de Loudoun. El problema de lo hiperlocal: lo acotado del nicho impide sacar demasiada plata.

c) Otra ronda de intercambio noticioso de cada país. Así me enteré de que el problema de las visas para entrar en los Estados Unidos ya cruzó largamente los límites de la idiotez: ahora, por ejemplo, los músicos deben probar que saben tocar frente a un funcionario de Inmigraciones que quizá en su vida le entró a un toc-toc... Otra: la saturación del sistema de venta online de entradas para los Juegos Olímpicos de Beijing, luego de haber recibido... ¡¡casi nueve millones de visitas en una hora!!

Cuando me llegó el turno, yo sabía que casi todos habían leído en The Guardian del día ese artículo que anunciaba la inauguración de un lujoso hotel gay en Buenos Aires, ciudad a la que el periodista bautizaba Capital Homosexual de Latinoamérica. Sacudiendo la página del periódico como un abanico, dije:

-Disculpen ustedes. No me especializo en periodismo rosa. Pero para no desentonar: la Casa de Gobierno en la Argentina, que es rosada, será ocupada a partir de diciembre próximo por la primera presidenta electa en la historia del país y...

Blablablá. Después dicen que no manejo la sutileza.


7.
Ayer me pasé toda la bloody tarde en la biblioteca Bodleiana. Había encargado el Guardian de abril de 1982, para avanzar con mi proyecto de investigación vinculado a Malvinas y cómo contar historias en esta era digital.

Por primera vez me topé con la tecnología del microfilm. Y no es tan simple como parece en las pelis, esa cosa de colocar la cinta y girar la ruedita. Por ejemplo, si te pasás de rosca se salta al carajo. Además tenés que calibrar encuadre, zoom, foco...

En cuatro horas pude leer sólo 10 días. Me fui con tres cosas: a) una frustración macro, b) dos citas decentes para mi laburo y c) una serie de datos esencialmente inservibles que paso a compartir con ustedes a fin de no sentirme tan solo en la miseria:

-¿Lo tienen a Andrew Graham-Yooll, el periodista angloargentino, capo del Buenos Aires Herald y pluma ocasional de Página/12? Durante la guerra colaboró con el Guardian. Tan pronto comenzó el conflicto, el 3 de abril del 82, afirmó: "Los Estados Unidos apoyarán a la Argentina antes que a Inglaterra. Perderían mucho más en Latinoamérica y en el Atlántico Sur si apoyaran a Inglaterra. [...] Inglaterra quizá deba seguir el consejo del doctor Samuel Johnson, quien, en un panfleto de 1771, aconsejó a los británicos que no fueran a la guerra con España por un puñado de rocas inútiles". El artículo se titula "Las islas tomadas para salvar la cara de un gobierno".

[Cuatro días más tarde se confirmaba que Estados Unidos, gracias a un satélite espía, había detectado a la flota argentina que iba rumbo a Malvinas y lo primero que hizo fue avisarle al Reino Unido. Todos sabemos que Margaret Thatcher mandó luego la task force a pleno, y cómo terminó la historia.]


-El Wigan Athletic, un club actualmente irrelevante y pobretón, compraba al entonces endeudado y crítico Chelsea FC, hoy multicampeón gracias a la plata del ruso Roman Abramovich.


-El 5 de abril el ex gobernador de las islas Rex Hunt bajó en Londres de un Boeing 707 de la Royal Air Force y (probablemente debido al jet lag) se dedicó a plancharse un traje de héroe que le quedaba muy grande. Y a contarle unas mentiras a la prensa, como que en la operación de recuperación argentina los británicos habían liquidado a cinco invasores y herido a 17.

[La verdad es que el único muerto fue el capitán de corbeta Pedro Giachino y que hubo sólo dos lesionados de gravedad: el cabo enfermero Ernesto Urbina y el teniente de fragata Diego García Quiroga.]


-"Argentina no puede salir de los titulares sorprendentes", arrancó irónicamente la crónica del partido en el que Los Pumas derrotaron por primera vez a Sudáfrica, 21-12.


-Olivetti lanzaba al mercado la computadora personal M20, con la "superioridad de la tecnología" de ¡¡16 bits!! (sic) y Exxon salía a competir con el procesador de palabras modelo 500 a sólo 5.000 libras...


8.
Aparentemente, en un rato vamos a aprender cómo se maneja la BBC: así se titula el seminario que dará en el Nuffield College la jefa de Operaciones, Caroline Thomson. ¿Explicará cómo se echa a 1.800 personas, que es lo que está pasando en la célebre corporación británica? Hmmmmm...

Ya estoy llegando tarde. Chau.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Le comento que "Por primera vez me topé con la tecnología del microfilm", podría haber sucedido antes.
Ese medio en el que usted trabaja, tiene uno. Y si quiere le pide a Estelita que le cuente como funciona y todo.

Anónimo dijo...

que pueblerino suena “por primera vez me tope con al tecnología del microfilm”. Dicha tecnología existen en el ex multimedio del cual es integrante hace más de diez años. Claro, el señor como está en el primer mundo se deslumbra por cualquier pavada, le regalan un Ipod y se hace pis encima...!
Anda, yo, cuando compre el celular me regalaron una gorra y quede feliz igual..!! Media pila, gallina que en cualquier momento se quedan sin hinchada porque los van a meter a todos presos y ese si va a ser motivo de asombro. El primer club argentino con toda la hincha en cayola. ja!

AEZ dijo...

A los dos anónimos: que yo diga que por primera vez me topé con el microfilm, ¿significa que no lo conocía? No necesariamente. En mi caso significa que siempre eludí su uso porque prefiero el papel, y que acá no me quedó otra. ¿Y dónde escribí que me deslumbró? ¿Dónde puse que es tecnología "de última generación" o algo así?

Pero ustedes, tranquilos, ¿eh?: el hecho de que se hayan aferrado a una pavadita de un texto largo y la hayan malinterpretado para dejar un comentario pretendidamente crítico y desde el anonimato en un blog un viernes a la noche NO HABLA DE LA CLASE DE GENTE QUE SON. Para nada.

Y exclusivo para el segundo: el resto de tu mensaje no parece ni pueblerino, ni estúpido, ni policial. Pero ya es hora de que te saques la gorra.

Anónimo dijo...

No me aferré a nada ni pretendo que sea una crítica constructiva. Estoy tan lejos de eso señor..
Un comentario. Nada más. Y no se complementa con el segundo en absoluto.
Y póngase contento que esta gente que lo lee un viernes a la noche lo hace porque disfruta de sus escritos.
(anonimo 1)

AEZ dijo...

Ano 1: OK. Entonces me disculpo por no haber comprendido la construcción crítica y le agradezco por ella. Y me pongo contento. Y ya que usted conoce los aposentos de Estelita, mándele un fuerte abrazo de mi parte.

Anónimo dijo...

hay alguno textos que son largos y que no llevan a ningun lado, será por eso que lo único salvable de todo el “texto largo” sera su deslumbramiento por la casi ya obsoleta tecnología....!!!

AEZ dijo...

Ano 2: lo bueno de explicarte algo es que lo entendés al toque. En la escuela eras el primero de la clase, ¿no? ¡Muy bien 10 felicitado, sigue así!

Viva Kasparov dijo...

Hola pibe:
Si tenes semejante infraestructura de seguimiento de quien te manda mensajes, como se ve, me imagino que no te costara mucho saber quien te envia este mensaje, solo te basta con ver la zona en el mapa y leer este contenido.
Me llamo la atencion lo que contas del tal Mohamed Heikal y me pregunte:
1. Por que siendo "una leyenda viva del periodismo mundial", nadie lo conoce.
2. Cuanto hace que se presenta en la nacion que te hospeda como tal (esta pregunta motivada por la que yo creo la respuesta a la primera, jeje).
Te mando esto que encontre en Google (sin buscar demasiado), publicado en Al-Ahram (El Cairo), Issue Nº 698 (me parezco a vos citando las fuentes, jeje):
"According to Jihad Balout, Al-Jazeera 's PR director, Heikal has already recorded nine episodes in the station's Cairo studio which tackle current events in the region. The first episode, which will be broadcast tonight, Thursday, at 19:05 GMT will explain why he returned and why he chose Al- Jazeera. Sources close to Heikal say he will argue that he selected the station not only because of its influence and popularity in the Arab world, but because US President George W Bush, in his efforts to improve America's image after the Abu Ghraib prison scandal, refused to address the Arabs through Al-Jazeera, opting for the US- funded Al-Hurra and the Saudi-funded Al- Arabiya stations instead .

"By doing so Heikal is effectively dismissing accusations [in the Arab world] levelled against Al-Jazeera that it serves American interests," Ayman El-Sayyad, managing editor of the cultural monthly Wujhat Nazar (Points of View) , which published Heikal's articles since 1999 until his retirement, told Al-Ahram Weekly.
¿Tal vez tuvo una "conversion" y ahora ocupa el "hall of fame"?
Cuando nos volvamos a ver quiza lo podamos comentar en el balcon, pucho mediante.
Estaria buena una foto del tipo hoy.
Un beso grande y cuidate.