martes, 25 de marzo de 2008

279. De raíces comunistas

(Desde Oxford)

El Jardín Botánico de la Universidad de Oxford, establecido en 1621, es el tercero más antiguo del mundo y tiene más de 8.000 especies.

-Aaaaaahhh, mirá vos, y a mí qué, ¿no?

-Bueno, la verdad es que a mí nada, porque:

1) suelen tallar (¡cuac!) nefastos colores. Y yo sólo uso negro y gris y muy ocasionalmente, blanco. Apenas banco un par de justificadas salvedades: el celeste de la bandera argentina y el rojo en la banda de River.

2) regalar flores me parece un acto deleznable, de pésimo gusto. Es como regalar muerte. ¿Cuánto dura una flor cortada? ¿Y hay espectáculo más patéticamente a contramano de la presunta intención original que la extinción paulatina de su alabada belleza, hasta que termina en el tacho de la basura? Además, detesto hasta el paroxismo las pavadas que satisfacen cursilerías.

3) no me gustan las plantas. Excepto una: el cactus. Incluso tuve un par que yo mismo planté en un inodoro transformado en maceta. Pero se fueron achicharrando conforme pasaba el tiempo y no recibían ni una gota de sol ni un rayo de agua. Con lo cual los cactus me decepcionaron un poco: demostraron que taaaaaaaaaaaaaaaanto aguante no tenían.

-OK, pero claro, viste cómo es: estás en un lugar milenario y el botánico tiene 400 años y con la tarjeta de la universidad pasás gratis y entonces decís "Ma'sí, veamos, aunque sea para decir que fui", ¿no?

-Sí.


Fui. Habré estado, ¿cuánto: 15, 20 minutos? Lo suficiente para echarle un vistazo al criadero de cactus y para fumarme un Parliament respirando aire purísimo al lado del río Cherwell.

Me estaba yendo cuando lo vi.

Ahí, solito, como en penitencia: un árbol colorado, iluminado por la cólera. De hecho, a la distancia para mí era... fosforescente. Y juro que había fumado un Parliament, no alguna otra hierba de un jardín colgante (¡cuac, cuac!).

Me le acerqué.

El cartelito decía "Procedencia: China". Entonces entendí todo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

aah, la sutileza!!!!!!! Muy bueno loco!! Slds,

EC

Anónimo dijo...

el cartelito ¿no ´mencionaba el nombre del "chino"?. Al margen, no se de qué tamaño eran tus cactus pero ocurrente tu idea,aunque me parece no se bancaron el habitat. Y por lo poco que se y porque los míos -dos pequeños salteños de regalo- que sobreviven porque les basta con un toque de agua una vez a la semana -'mojar la tierra' -porque no se riegan,si no se pudren fácilmente. Tampoco necesitan sol directo, sobre todo si hay humedad, porque su clima privilegiado es de base seco. Pero son ciertamente resistentes, y bonitos; y no joroban -poca atención y cuidado, nada de comida, y elemento verde natural en el hogar.Je.Aunque no son inmunes. Por las dudas si probas otra vez...abrazo.Gurisa.

Kiuman dijo...

No tenog nada vivo en mi casa, solo unas velas verdes que se parecen a un hongo, es cuenta?
Ah! quizas las pelusas tomen vida algun dia.
Abrazo.

PD: no entendi lo especial del arbol.

AEZ dijo...

EC: jejeje, tampoco fue taaaaaan sutil...

Gurisa: ¿para qué querés el nombre del chino? Mis cactus eran chiquitos, PARA COMPENSAR. Gracias por las instrucciones de uso: serán atendidas. Beso.

Kiuman: no, no creo que unas velas cuenten como "algo vivo" y sí, sí creo que las pelusas un día te van a pedir un vodka.

¿Cómo que qué tiene de especial el árbol? ¿Cuántos árboles viste con troncos rojos?

Abrazo.

Anónimo dijo...

"para fumarme un Parliament respirando aire purísimo" jajajajajajajaja