domingo, 30 de marzo de 2008

283. La cerveza me transformó en un barrabrava acuático

(Desde Oxford)


Puta, es mi último fin de semana en Oxford. El que viene me voy a Belfast, y después tengo que volver acá para defender el paper final pero será algún día de lunes a viernes.

Al menos lo hice rendir: para bajar la quemazón de cabeza decidí inyectarle alta dosis de inconciencia y visité la maltería donde hacen la más rica cerveza, la que me conquistó, la Old Hooky (o "Viejos novillos").

La empresa se llama Hook Norton Brewery Company Limited. La fundó en 1849 un tal John Harris y es una de las pocas que sigue en manos familiares: actualmente la dirige el tataranieto, un tipo alto y con espeluznante voz de pito. Además, es la única del Reino Unido que todavía produce con una máquina a vapor y su edificio con la torre victoriana representa una joyita arquitectónica.

Queda en el condado de Oxfordshire, a sólo 50 kilómetros al norte de Oxford. Sin embargo, para llegar tuve que tomarme un bondi de una hora a Chipping Norton y ahí esperar bajo la lluvia otro de 20 minutos.

[Dato E! Entertainment: en Chipping Norton nació el actor Wentworth Miller, AKA Michael Scofield en la serie Prison Break.]


Lo bueno de Hook Norton es que se trata de un pueblito típico inglés de unos 2.000 habitantes sin demasiada contaminación moderna, con una iglesia anglicana preciosa (la St. Peter's: adentro, una viejita que regaba las plantas me preguntó si yo era el que se casaba el próximo martes...)


y un pub de campo donde te suministran habitación, cervezas regionales, los diarios, hogar a leña y un plato de jamón, huevo revuelto y papas fritas SU-PRE-MO.


Lo genial de Hook Norton -está claro, ¿no?- es la cervecera. Y el museo que tiene, sí. Y el negocio, sí. (Me agencié 12 botellitas y un par de remeras.) Y la barra donde te sirven muestras gratis de las distintas variedades, sí, ¡sí!



Me mareé de tantas vueltas que dio el micro para regresar a Chipping Norton y tuve que parar a descansar. Entonces me fui a un pub.

Daban Manchester United-Aston Villa, pero justo me acordé de que ayer se producía uno de los acontecimientos deportivos más importantes de cada año en Inglaterra desde 1829: la carrera de botes entre las universidades de Oxford y Cambridge (The Boat Race). O sea, una de las formas del River-Boca académico. Hasta ayer, el historial estaba 79 a 73 a favor de The Other Place.

Dicen que unas 250.000 personas siguen el desarrollo desde las márgenes del Támesis y alrededor de nueve millones desde la tele.

El recorrido es río arriba por casi siete kilómetros. Ocho remeros musculosos y un timonel peso pluma por cada lado (todos estudiantes) se preparan meses y meses para mojarles la oreja a Los Otros en esos 20 minutos, más o menos, donde se juega el orgullo infinito.

Qué sé yo, me pareció interesante ahora que estoy acá. Y me prendí al grito de Come on, Oxford! como un gil; como una cheerleader... Pero ganamos, fácil: te la dimos, Cambridge, puto, y encima después te afanamos los trapos y corriste porque sos cagón.

8 comentarios:

lili dijo...

Todavía me estoy riendo!!, jajajaja!!!, sos un genio, la parafernalia del fútbol llevada a esa carrera tradicional no tiene desperdicio. Te cuento que además por tantos comentarios familiares, tu blog no sólo es cada vez más popular, sino que motivo de comentarios familiares: ayer en una desopilante charla compartida con mis 3 hijos vía Skype, uno en Londres, otro en Madrid y , por suerte uno en Bs. As.apareciste nuevamente, gran cargada a mi marido porque acababa de regalarme un ramo de flores, en base a tu postura al respecto. Y hasta el músico, productor del último disco de Drexler, el benjamín Matías, pidió la dirección de tu blog para leerlo. Bueno que la termines bien Abel, en todo sentido, turísticamente, en tu trabajo final y en tu vuelta. Cuando andes por la capi llamanos, nos encantará compartir un asado ( si reaparece) y unos vinitos. Pedile a Nico nuestro TE. Besitos

AEZ dijo...

Lili: no sabés cuánto me alegra que te/les guste... Jejeje, ¡ahora me tenés que decir cómo reaccionó tu marido! Gracias por tus palabras cariñosas y claro que ya nos vamos a juntar en Baires para un asadito. Beso grande.

lili dijo...

Dijo sic.: Ese porque es un tacaño!. No comment

AEZ dijo...

Jejejejejejejejeje, no tengo un pelo de tacaño (y además me estoy quedando pelado); sólo soy sincero: flores, ni para los muertos... ¡¡porque sería una redundancia!!

Diego dijo...

lili parece copada: elogia blogs e invita a asados... Habrá lugar para un comensal más?

lili dijo...

Y... si se levanta el paro, por qué no?, pero traete el vino, por las dudas vió?

AEZ dijo...

Diego: Lili es una fenómena, ¡mirá el comentario que te dejó!

Lili: hacés MUY BIEN en pedirle a ese que lleve vino; es otro periodista de pico importante...

Diego dijo...

llevo dos por las dudas.