lunes, 31 de diciembre de 2007

222. Skanska y los cráteres lunares

(Desde Londres)


[110 Bishopsgate, City of London, corazón del principal distrito financiero. Saqué la foto desde el bondi y pensé: "Estos suecos que nos enseñan lo que es la corrupción están en todos lados".]


Detrás del cerco azul hay un obrador donde empieza a levantarse el que será, después de One Canada Square, el segundo edificio más alto de la capital inglesa: la Torre Heron, de 202 metros y 46 pisos.

Hace un par de meses se firmó el contrato de construcción por 500 millones de libras (unos tres mil millones de pesos). La empresa beneficiada -sin que se conozcan escándalos por coimas- fue Skanska.

} Digresión ilustrativa al pedo 1: Skånska se escribe originalmente con ese circulito sobre la primera a, que representa a otra a más pequeña.

} Digresión ilustrativa al pedo 2: esa letra å integra los alfabetos escandinavos y también se usa para representar el ångström, una medida de longitud equivalente a 0,1 nanómetro, que a su vez es la milmillonésima parte de un metro.

} Digresión ilustrativa al pedo 3: el ångström se llama así por un físico sueco con tal apellido, que además tiene su cráter en la Luna.

} Digresión ilustrativa al pedo 4: skånska se les dice en el idioma local a los oriundos de la región de Scania (Skåne), de donde, acertaste, provienen los famosos camiones.


Según Skanska, la Torre Heron se terminará en 2008 y quedará así:


En su sitio, la compañía dice que la obra marca "una nueva era" en el desarrollo de edificios comerciales gigantes destinados a "dar elegancia y realzar el contorno de la ciudad".

Por supuesto, no menciona que la agencia gubernamental de conservación histórica, English Heritage, se opuso con aspereza a que se aprobaran los planos por creer exactamente lo opuesto: que la mole contaminará la zona donde está la bellísima St Paul's Cathedral y clausurará algunas de sus vistas.

Más allá de eso -que no es pavada en un sitio con tanto estilo como Londres-, yo me permito dudar del autoproclamado buen gusto de los suecos dado que el proyecto más importante que han desarrollado hasta ahora es una verga total:


Oficialmente se denomina 30 St Mary Axe. Y todos lo llaman cariñosamente The Gherkin ("El Pepinillo"): ya se sabe que los británicos son demasiado educados como para decirle El Consolador.


La torre de 110 Bishopsgate recibe el nombre de Heron por la firma que la encargó. Se trata de una multinacional inglesa dedicada a la inversión en propiedades que en los 60 introdujo en el Reino Unido las estaciones de servicio donde vos mismo tenés que agarrar la manguera y meterla en el tanque.

} Digresión ilustrativa al pedo 5: Herón de Alejandría fue el ingeniero y matemático griego que, entre otras cosas, inventó la máquina de vapor y dijo por primera vez que la inteligencia estaba en el cerebro y no en el corazón. Ah: también tiene su cráter en la Luna.

Of course, la compañía publicita los premios que ha ganado pero sólo menciona que la dirige un tal Gerald Ronson: no hay biografía y si cliqueás en la sección "Prensa" dice Currently not available.


Ronson es un magnate tan conocido por sus donaciones como por el episodio mediáticamente bautizado "Los cuatro de Guinness". Ocurrió en los 80 e involucró un intento de manipular las acciones de la cervecera irlandesa para obtener una fortuna.

El delito se descubrió gracias al testimonio de Ivan Boesky, un tramposo de los mercados yanquis que hizo como 200 palos gracias a que conseguía data interna de empresas a punto de ser absorbidas.

} Digresión ilustrativa al pedo 6: Boesky es el mismo que dijo que la codicia era saludable. Y dicen que en parte inspiró la creación del detestable Gordon Gekko, el personaje de la película Wall Street (Oliver Stone, 1987) con el que Michael Douglas ganó el Oscar al mejor actor.

El affaire Guinness le costó caro a Ronson: en 1990 lo condenaron a pagar una multa de cinco millones de libras y a pasar un año en prisión por robo, conspiración y contabilidad fraudulenta. Cumplió la mitad de la sentencia, mientras su Heron se ahogaba con deudas por 2.500 millones de libras. Los amigotes Rupert Murdoch y Bill Gates, entre otros, le tiraron un salvavidas.

Y desde entonces no paró de crecer, aunque para pagarle a Skanska los 500 millones de libras que cuesta la Torre Heron tuvo que gestionar un préstamo en el Sultanato de Omán (?).


[Prometo no sacar tantas fotos que me generen curiosidad. La curiosidad genera digresiones ilustrativas al pedo como esta. Las digresiones ilustrativas al pedo generan huida masiva de lectores. Y que yo sepa, las huidas masivas de lectores no me van a generar un cráter en la Luna.]

2 comentarios:

La zorrita dijo...

Sin embargo, para mí la segunda interesante, con la 173.8 de "Personales" (leé alguna vez los comentarios viejos, por si algun veterano postea a destiempo).
Tal vez le falta profundidad, pero como vos decís, espanta gente. Por eso yo nunca voy a tener un blog (uso tímidamente el de otros, jeje).
¡Feliz 2008, pibe!.

AEZ dijo...

La zorrita (¿aka "Viva Kasparov"?): me alegra que te interese, digo, mientras sigo sin sacarte... ¿Pucho en el balcón? Hmmmm... La resaca de Año Nuevo me maltrata: ni siquiera entendí a qué le falta profundidad, qué espanta y cuál es la relación entre eso y que vos no tengas blog.

Me voy a tomar un café despertador. El mejor 08 para vos y gracias por pasarte.