miércoles, 1 de agosto de 2007

101. La mala nueva: Wanda Nara


L
a cosa es así: hace como un año y medio que venimos laburando para renovar lanueva.com, la página web del diario, y hoy era (bueno, es; este... ¿será?) el día porque LNP cumple 109 años.

Ayer hicimos las últimas pruebas en el sistema. Parecía todo OK pero. Pero. Fucking pero. Pero cuando anoche me fui de la Redacción, tipo 1:30 de la madrugada, todavía no pasaba nada. Había problemas con el traslado del servidor: el sitio está alojado en Telefónica, y los tipos no son un hotel (¡cuac!), digo, no son especialistas en hosting y sí son más burocráticos que el Estado (ah, Entel...) y además estaban de paro. Con semejante sal, me daba pavor hasta cruzar la calle.

Me acosté 2 y pico, obviamente después de verificar si la página funcionaba o no. No. No. NO.

No me podía dormir. Cada 20 minutos, más o menos, me levantaba a apretar el puto F5. Y siempre la misma porquería de siempre.

Eran como las 5 cuando el cansancio le ganó al fastidio y palmé. Había puesto la alarma a las 7 y supongo que habrá sonado. Recién a las 9 menos cuarto reaccioné ínfimamente.

Y F5 y la porquería ya huele demasiado mal.

Ducha y café para despertar al mundo. Cuatro cigarrillos al hilo y corriendo al diario. Nada de nada y me cago en todos: en el F5, en Telefónica, en las IP, en los DNS, en los servidores, en Bill Gates, en la Vía Láctea, en la capa de ozono y en los koalas en extinción.

A eso de las 10 y media, o algo así (a esta altura -sin dormir, sin nervios, sin nadie más sobre quien cagarme-, el tiempo me parece tan inexistente como un gnomo) alguien descompuesto en Plutón tiró la cadena, un marciano copuló tras una cuarentena, Bill Gates se lavó los dientes, algún mono de Telefónica dio en la tecla y el sitio apareció online un ratito.

Cuando volvió a caerse, el grito desesperado de todos acá fue: ¡¡¡No anda nada!!! Si lo repetís mucho, fijate que suena parecido a "Wanda Nara", quien a partir de hoy, chupate esta, se convirtió en la madrina de lanueva.com.

Así que no anda nada, Wanda Nara, nada de nada de nuevo. Y yo seco de vientre.

Para las 2 de la tarde había encargado unas empanadas y unas cocas (me refiero a la gaseosa pero), con la idiota intención de que el equipo de Internet festejara.

Aún estamos en eso: la página aparece y se va, como el sueldo o los toques de felicidad.

Me dicen que "en 48 horas se normalizará todo".

OK. Buenísimo. Mientras tanto, las empanadas me cayeron mal y me cago en lo que venga.

2 comentarios:

mat dijo...

Trabajadores afiliados a FOETRA instalaron una olla popular frente a la sede de Telefónica

Los empleados telefónicos rechazaron la propuesta salarial formulada por la empresa y se movilizaron esta mañana hacia el edificio de la compañía en Corrientes y Maipú.La medida provocó inconvenientes en el tránsito de la zona durante varias horas.

y ahora ¿qiuén podrá defendernos?

AEZ dijo...

Qué sé yo, Mat, en este momento no tengo la más mínima esperanza en la humanidad. ¿Tenés el celular de Superman?