lunes, 4 de junio de 2007

40. Capital del Básquetbol (parte 4)


Con todo lo que le cuesta la autorreferencialidad, el otro día, hablando sobre esta serie de la Capital del Básquetbol, Enrique Nocent me dijo:

-Creo que existe una pirámide histórica que hace a Bahía lo que es. Arriba, en el tope, está un grupo de dirigentes encabezados por don Abel Bournaud. Y en el escalón siguiente aparece el periodismo bahiense: por encima, incluso, de los jugadores, los entrenadores y los árbitros.


Para decirlo simple, contundente, orgullosa y definitivamente: Enrique Nocent, Quique para todo el mundo, es uno de los responsables directos de que Bahía Blanca y la Argentina sean lo que son en el básquetbol.

(Hasta ahora nadie se lo reconoció y Quique nunca lo va a reconocer. Y de hecho, más allá del pase-gol al ego, me juego a que le va a fastidiar cuando lea esto. Pero me importa un pito de árbitro. Para mí es así, es justo y era hora de que se dijera. Y como este blog es mío, escribo lo que se me cantan las pelotas de básquetbol.)

Voy a citar un puñado de hechos para apoyar lo que digo. Quique ha estado ligado al básquetbol desde la cuna, primero como jugador (gran valor de Velocidad y Resistencia, llegó a la Selección bahiense) y durante 51 de sus 70 años como periodista. Y como tal:

1) impulsó la difusión del deporte como nadie en el país;

2) institucionalizó la importancia del básquetbol en las páginas de La Nueva Provincia;

3) a más de una generación de especialistas formó en la pasión laboral por la actividad, en la responsabilidad y en el profesionalismo para cubrir un partido, en la rigurosidad para analizar, en la ecuanimidad para criticar;

4) fundó y dirigió la mítica revista Encestando, y lo más trascendente,

5) es uno de los ideólogos de la Liga Nacional que posibilitó, a partir de 1984, la profesionalización del básquetbol argentino y su asombroso crecimiento hasta el cielo glorioso que constituye la medalla de oro en los Juegos Olímpicos.


Quique se jubiló hace unos años como jefe de Deportes pero cada semana se da un par de vueltas por la Redacción. Ya debe de haber llegado. Quizá esté en el primer piso, fumándose un Benson&Hedges mientras ojea el Olé y digiere la derrota de Boca. Esta vez no lo voy a cargar. Le voy a decir Gracias, y listo.

1 comentario:

rr dijo...

no me interesa mucho el basquet (casi nada) pero estuve explorando tu blog y encontré cosas que me gustaron te dejo el mio

www.riarevuelta.blogspot.com

matias