domingo, 29 de julio de 2007

98. SMS N° 12


Vengo del partido solidario que enfrentó a la Selección de Bahía Blanca con un combinado de estrellas integrado por Pepe Sánchez y Manu Ginóbili, entre otros. Fue una idea impulsada por el gran Loco Walter Mele, a beneficio de los basquetbolistas en sillas de ruedas que él dirige en el equipo Discapacitados Unidos Bahienses (Duba). A veces da TANTO orgullo ser bahiense que no es normal.


[Hoy salió la nota que había anunciado: el día que se conocieron Manu y Rodrigo Palacio.]

2 comentarios:

boya dijo...

A pesar de todo ser bahiense es un orgullo. Esta ciudad le ha dado tanto al deporte argentino... ¿Qué dudas quedan de que una de las pocas medallas de oro que tiene la Argentina en Juegos Olímpicos es casi bahiense con Pepe, Manu y el Puma en cancha?

Planet S dijo...

Mmm... Sí. No. No puedo sentirme bahiense. Me levanto de la silla y aplaudo frente al monitor esta idea abelística de la sección "Bahiensidades".
Porque, claro, "Bahiensidades" suena a todas-y-cada-una de las pelotudeces que hacen los bahienses. Y lo peor: ¡celebran hacerlas!
Qué yerro el de mi viejo al decidir en 1988 que Rosario (que siempre estuvo lejos) no sería el lugar para radicarse con su familia.
En fin.
Bahiensidades.